Eliana Aguilar Subiabre

Estudiante. Becaria de Pan American Energy. Chubut

Cuando surgió la posibilidad de la beca comencé a prepararme para venir a San Andrés. Al principio éramos muchos, luego quedamos sólo cuatro. Fue muy fuerte saber que de ese grupo con el que ya éramos amigos, sólo uno tendría la posibilidad de estudiar en San Andrés, pero era así, por eso mientras daba los exámenes pensaba en alternativas. Si no se me daba esta beca consideré la posibilidad de ir a vivir a Tandil con una señora que me ofrecía alojamiento en su casa, para poder estudiar en la universidad de allá... y cuando por fin me dieron la noticia de la beca suspiré, ya estaba todo bien. A partir de ahí mi vida cambió mucho, no estaba acostumbrada a esto: soy hija única y de un hogar humilde. Ahora vivo en los dormis, y eso por suerte me facilita mucho todo, me contiene, hacemos compras en el supermercado, luego cocinamos por turnos. Por ahora, mientras me adapto, trabajo en apoyo escolar y con los chicos en deportes.