Perfil del graduado


¿Para qué sirve la carrera de Contador Público?

El contador público es el experto en el lenguaje y las reglas de juego de los negocios.

Es el experto en contabilidad y el profesional preparado para tener una visión integral de las empresas y todo tipo de organizaciones a partir de la comprensión de sus números: saber cuánto gana o pierde, cuánto tiene, cuánto debe, si está creciendo o no, si cumple sus objetivos, si genera valor y cómo.

Es el profesional que domina el sistema impositivo y las leyes que impactan en la actividad económica.

El contador público es el experto en traducir datos en información estratégica: financiera y no financiera

Es el especialista en la preparación, análisis, comunicación y uso estratégico de la información sobre los resultados de la gestión en las empresas y los gobiernos.

Es el experto en medir todo aquello que tiene impacto en el valor de las organizaciones y en diseñar los distintos indicadores de gestión.

Es el experto en control de gestión y tiene una mirada integral del negocio con foco en la medición, tanto financiera como no financiera.

El contador público puede trabajar como profesional independiente, en su propio estudio profesional o asociado con otros profesionales.

Es el único profesional habilitado para realizar auditorías externas de información contable y financiera y actuar como síndico en concursos y quiebras.

Está formado para ser el asesor de confianza en estructuras de negocios, contabilidad, impuestos, finanzas corporativas, control de gestión, diseño de sistemas de información y cuestiones de derecho empresarial.

Es el  especialista en control y auditoría y, de esa manera, es una suerte de detective financiero, capaz de descubrir y explicar fraudes y el profesional preparado para diseñar controles para evitarlos.

Puede actuar también como síndico societario y auxiliar de la justicia en pericias contables.

¿A quién está dirigida esta carrera?

A todos los que  les guste el lenguaje de los números y quieran tener dominio de ese lenguaje para la gestión y el control, que tengan vocación y capacidad analítica, interés por el orden y la buena administración y crean en el valor de la buena información, la rendición de cuentas y la transparencia.

Más específicamente, es una carrera para quienes quieren desempeñarse:

  • Ocupando las máximas responsabilidades en las áreas de administración y finanzas (CFO, controller, gerente de administración, contador general, gerente de finanzas, etc.).
  • Como consultor impositivo o como consultor de negocios, en su propia firma, en asociación con otros profesionales  o formando parte de firmas profesionales ya establecidas.
  • Como responsable de auditoría interna, control interno, gerenciamiento de riesgo u otras funciones de control dentro de las organizaciones.
  • Como auditor externo en firmas de auditoría independientes.
  • En los gobiernos o en organizaciones sociales como máximos responsables de las áreas de administración, finanzas o control.
  • En los distintos organismos de fiscalización estatal, ya sea en funciones de gestión o de control.
  • Como síndicos en concursos o quiebras, síndicos societarios o peritos auxiliares de la justicia.