El avance más importante desde 1947


Por Marcelo Leiras, director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad.

El de ayer es el mejor resultado de un oficialismo en una elección legislativa desde 2005. Casi 40% en la provincia de Buenos Aires y la mitad de los votos en la ciudad. La cosecha metropolitana de Cambiemos es extraordinaria. El oficialismo confirmó el gran desempeño de 2015 también en Córdoba, Jujuy y Mendoza. Pero esto no es lo más importante que ocurrió ayer.

El avance de Cambiemos en todas las provincias es el fenómeno partidario más importante desde la formación del Partido Peronista en 1947. Puede objetarse que explotó la popularidad de candidatos de distintos orígenes y alquiló estructuras territoriales ajenas. Esa objeción señala una fortaleza más que una debilidad. El nombre de Cambiemos enhebró todos esos elementos diferentes en un mensaje de amplio respaldo al gobierno nacional.

Sería un error interpretar el respaldo como un cheque en blanco. El oficialismo no es una mayoría, sino la fuerza política más numerosa en un sistema con organizaciones fragmentadas y votos muy repartidos. El avance electoral respecto de 2015 ocurre en un contexto de crecimiento económico bajo e inflación alta, pero en el que no se retrajeron ni el empleo ni la protección social. Parece sensato que el Gobierno mantenga la sensibilidad al impacto social de las medidas económicas para llegar bien a la elección presidencial.

A diferencia de otros líderes peronistas, Cristina Fernández sobrevivió como candidata después de haber llevado al partido a las derrotas de 2013 y 2015. No es seguro que el peronismo encuentre un nuevo liderazgo antes de 2019. Si apareciera, deberá procesar las virtudes y los defectos de la herencia inaugurada en 2003. Aunque no necesariamente antikirchnerista, con toda seguridad será un liderazgo ajeno al Frente para la Victoria.

La Nación
22 de Agosto de 2017