“La próxima gran invención no será una cosa, sino una relación entre muchas”


Alex Blanch, director de la nueva carrera de Diseño, reflexionó en el diario La Nación sobre la innovación en pequeña escala: cómo la construcción y las tecnologías digitales buscan mejorar la vida cotidiana en espacios cada vez más pequeños.

“El fenómeno de la miniaturización se da en tres casos distintos”, afirmó Blanch, oriundo de Barcelona y fundador del estudio de diseño Blinks. “Puede ser por acción voluntaria, cuando los ciudadanos quieren reducir su huella de carbono. También por falta de espacio pero no de recursos, como sucede en el caso paradigmático de Tokio, donde existen microespacios altamente equipados con tecnología. Y por último, cuando simplemente no hay recursos para costear espacios mayores”, enumeró.

Las novedades no están sólo en cómo se levantan las viviendas, sino también en todo lo que cabe en su -reducido- interior. El hogar inteligente es uno donde la cantidad de metros cuadrados importa menos que la cantidad y calidad de las funciones que esos metros puedan ofrecer. “Se está terminando la era de la multifunción. Ya no alcanza con una multiprocesadora que resuelve varias tareas en poco espacio”, agregó el referente. En su opinión, los objetos que necesitamos en nuestros monoambientes, más que achicarse tienden a desaparecer por completo.

“Pantallas que no se ven cuando no se usan, interfaces que se accionan con la vista, chips embebidos en la ropa que usan como batería el movimiento del cuerpo... Los mecanismos son cada vez más sofisticados e independientes del espacio disponible. El trabajo del diseñador es cada vez más orquestar estos nuevos objetos. La próxima gran invención no será una cosa, sino una relación entre muchas”, sostuvo.

La Nación
11 de Julio de 2017