En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Rory Miller: "La clase obrera fue excluida del fútbol"

El director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Liverpool y profesor del MBA Football Industries en la misma institución británica brindó una charla en San Andrés en la que identificó a los "ganadores" y "perdedores" en el reino de la pelota.

“Los hinchas han perdido con la globalización del fútbol y los aficionados de la clase obrera fueron excluidos por la clase media”, analizó Miller durante su presentación en el aula Agardy del Campus universitario.

Desde hace 16 años el académico se desempeña como profesor de la Escuela de Administración en la Universidad de Liverpool, aunque su corazón futbolero se encuentra fuera de la ciudad en la que nacieron Los Beatles porque es simpatizante del Arsenal londinense.

“Fue la decisión más rápida que tomé en mi carrera”, recordó entre risas cuando mencionó el modo en el que acepto dictar clases en el MBA dedicado al negocio del fútbol.

Acerca de las consecuencias de la globalización en América Latina, Miller señaló que los estadios “no están llenos porque las estrellas juegan en Europa” y solo están cerca del público local en ocasiones de partidos internacionales de sus selecciones.

La “excepción –dijo- es Brasil, donde se triplicaron los ingresos de los 20 clubes más importantes en concepto de patrocinio y derechos de televisión” a raíz de que varias figuras, entre ellas Ronaldinho, retornaron desde los principales clubes europeos para jugar en la liga local.

“La demanda del fútbol es global, pero se abren los abismos entre los países más ricos y los más pobres”, sostuvo Miller.

Frente a este escenario, indicó, las empresas multinacionales extendieron al fútbol parte de sus campañas globales de marketing, instalándose como principales auspiciantes de torneos continentales, entre ellos la Liga de Campeones de Europa.

Este panorama ni siquiera parece haber sido afectado por la crisis financiera y económica registrada en el Viejo Continente durante los últimos años. “Hay un crecimiento menor pero continuó en aumento”, comentó.

Y agregó: “La Liga de Campeones de Europa es el libro de texto del marketing deportivo. La empresa Team AG’s  maneja el logo, la imagen y hasta la música del torneo. Los estadios parecen iguales no importa el país ni el equipo que juegue. Y el torneo tiene siempre los mismos patrocinadores. Es un fenómeno para establecer la imagen de la competencia”, explicó.

Entonces, ¿quiénes ganan con la globalización en el fútbol? Para Miller, la lista de vencedores la integran los futbolistas, sus representantes, los dirigentes (las imágenes de Julio Grondona y Joseph Blatter se vieron en la pantalla), las marcas de indumentaria deportiva, las cadenas televisivas y las empresas que montaron otro tipo de negocio detrás de la línea de cal, entre ellas la venta de bases de datos de jugadores, herramientas útiles en cada apertura del mercado de pases.

“Los hinchas han perdido con la globalización del fútbol”, insistió Miller.