En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Gabriel Mariotto: "Si Cristina tuviera la oportunidad de presentarse a elecciones ningún opositor tendría posibilidades"

Asistió este miércoles a una charla organizada por el Centro de Estudiantes de San Andrés.

El vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, consideró que si la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “tuviera la oportunidad de presentarse a elecciones” en 2015 “ningún opositor” podría vencerla.

“La plaza del otro día (en referencia a los festejos por el 25 de mayo) fue muy expresiva en términos políticos de una gran adhesión a Cristina. Creo que si había alguna duda, incluso entre los propios compañeros, el final después del Tedeum y de la manifestación cultural marca que si ella tuviera la oportunidad de presentarse a elecciones creo que ningún opositor tendría oportunidades”, dijo Mariotto.

Allí, Mariotto sostuvo que “el proyecto político que lidera la Presidenta está validado por amplios sectores de la ciudadanía. Mi sensación –comentó- es que después de esa plaza la figura de Cristina, después de once años de gobierno, que le genera desgaste a cualquier pintado, está con muchas posibilidades de salir airoso en una elección. Por supuesto que Cristina no tiene reelección, ella terminará su gobierno pero no terminará su liderazgo, y surgirán emergentes del propio espacio para darle la dirección que merece esta construcción política”, agregó.

Al respecto, dijo que desconoce qué postura tomará la jefa de Estado frente a la definición de un candidato del kirchnerismo con miras a los comicios de 2015.

“No sé qué hará Cristina. Yo, que soy cristinista ciento por ciento, voy a estar muy atento a los gestos porque para mí es muy importante lo que ella sugiera. No sé si será explícita, si hará gestos o no hará nada. Nosotros en esto vamos a tratar de interpretarla”, manifestó.

Acerca de las precandidaturas surgidas en el oficialismo, expresó que “tanto Daniel Scioli como Florencio Randazzo han mostrado su vocación de querer estar en la conversación” electoral, “aunque también hay otros compañeros”, mencionó.

“Íntimamente creo que todavía falta tiempo. Todos los días cambia la realidad. La percepción que teníamos el sábado de este proyecto político no es el mismo que teníamos el lunes después de la plaza. Anticipar con tanta antelación las candidaturas a veces es un problema. Los candidatos que tienen la protección del sistema no tienen ningún problema en salir temprano. Ahora, a los otros, que tienen todo el sistema tirándole misiles, si los sobreexpones con mucho tiempo les das espacio para que les peguen. Nuestros candidatos surgen siempre sobre el cierre de las listas; el pueblo los va construyendo”, destacó.

En ese orden, indicó que Scioli “va a tener la oportunidad, seguramente desde el formato PASO, de presentar una alternativa (electoral) en el marco del Frente para la Victoria y competirá con otros compañeros” del espacio oficialista.

Consultado acerca del rumbo económico del gobierno, opinó que en “líneas generales está bien, aunque alguna medida se podía haber tomado con anticipación”.

“No hay medidas contradictorias. Hubo algunas en el último tiempo que fueron medidas de coyuntura pero para reafirmar la dirección. Algunas medidas de orden ortodoxo que no están para virar la dirección sino para tomar aire y seguir en el rumbo de crecimiento. A una medida de orden ortodoxo no le siguieron nuevas medidas de orden ortodoxo, sino que se tomaron medidas en reparación. Seguramente se podían haber hecho de otra forma, pero aquí el desarrollo de la Argentina industrial tiene dificultades. Las (piezas) negras (del ajedrez) también mueven”, ejemplificó.

Y finalizó al afirmar que en los últimos meses de 2013 y los primeros de este año el país vivió “corridas cambiarias con un fin destituyente, en un marco de destitución. La baja de reservas, el aliento para no cerrar el acuerdo con Repsol, la crisis policial en la provincia de Buenos Aires , la sensación de insurrección antes de las Fiestas estaba atada a una confrontación con los docentes muy grande porque había sectores que querían elecciones anticipadas en abril. Las negras también mueven y sin piedad”, dijo.