En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Alejandro Artopoulos: "En Twitter prevalecen las opiniones cortas y picantes que sirven para ganar seguidores"

"Los vínculos son más autónomos y libres, por eso la comunicación es distante y agresiva”, analizó director del Laboratorio de Tecnologías del Aprendizaje de la Escuela de Educación. La versión original de la nota puede verse aquí: http://goo.gl/XJzTWY

Facebook está cerca del techo. Con más de 1.200 millones de usuarios ya casi no puede crecer. Sólo en Argentina tiene más de 21 millones de perfiles (grandes, chicos, todas las clases sociales), y el otro medio país no piensa tener una cuenta. La escalada se agotó. ¿Qué hacer entonces?

Facebook lanzó FB Newswire, una página dentro de la red social que republica en segundos fotos, textos y videos que los usuarios postearon en sus cuentas sobre actualidad y noticias. El objetivo es claro: la gente de Mark Zuckerberg quiere poner un pie en el territorio Twitter: las noticias de último momento que los usuarios cuentan en tiempo real. Lo que se está gestando son los trend topics de Facebook. Si ya no se puede crecer con lo propio, el intento es morder la torta de la competencia.

En Facebook lo niegan. Dicen que responden a lo que pide la audiencia. “Los cambios respecto al diseño y funcionalidad de la plataforma obedecen a las respuesta y al uso que las personas les dan. Cuando Facebook vio que la gente subía muchas fotos (más que texto) se agrandó el espacio que ocupaban las fotos en el News Feed (la columna principal)”, dijeron fuentes de la red social a Clarín.

A la inversa, Twitter ahora se parece más a Facebook. A principios de abril, había oficializado la nueva página de perfil de sus usuarios. Y ahora, en la red de los 140 caracteres la identidad del dueño de la cuenta tiene más protagonismo, la foto de perfil se ve más grande y se agregó una “foto de portada” o de fondo, como la que tiene Facebook desde hace unos años. Además, ahora se pueden postear varias fotos en un tweet y las imágenes se reproducen en el Timeline sin necesidad de hacer doble click. Twitter ya es visual, como Facebook.

Por eso, el orgullo de pertenecer a la red de los 140 caracteres, un espacio en teoría para gente capaz de escribir una idea en poco espacio, empezó a resquebrajarse. Twitter supo crear una jerga propia, inentendible para los neófitos, con expresiones como “faveame” o “mandame un DM”. Y ahora, muchos tuiteros se quejan. ¿Será el momento de emigrar?

En esa línea, Guillermo Vals, conferencista y especialista en nuevas tecnologías de TVE, la televisión española, escribió en su blog: “Twitter está cambiando. Muy probablemente querrán recortar distancias con Facebook. A ojo de los que cada día usamos ambas la sensación es que Twitter cada vez se parece más a Facebook”.

La primera piedra la había tirado la empresa de Zuckerberg hace cinco años. “Tomó las preguntas ‘qué estás haciendo’ o ‘en qué estás pensando’ para incitar la publicación, copiando usos y costumbres de Twitter. Abrió la chance de etiquetar a los contactos, una manera de imitar el ‘arrobar a otros’ de Twitter. Y Facebook dejó de ser un espacio para pegar cosas en el muro de otros”, explica Clara Ciuffoli, docente de la carrera de Comunicación de la UBA y autora del libro “Facebook es el mensaje”.

“A mediados del año pasado, también le copió a Twitter los hashtags (etiquetas para archivar algunos temas) aunque no tuvieron gran repercusión”, completó.

De todos modos, los especialistas dicen que las dos redes siguen con sus particularidades. Mientras que Facebook, casi imperial, lleva sus guerras a varios frentes (en el rubro actualidad el rival es Twitter; en mensajería, WhatsApp; en fotos, Instagram, aunque estas dos últimas las compró), Twitter todavía mantiene un nicho de mercado específico y diferenciado. “En Twitter el lenguaje es diferente. Prevalecen las opiniones cortas y picantes que sirven para ganar seguidores. Los vínculos son más autónomos y libres, por eso la comunicación es distante y agresiva”, subraya la gran diferencia –al menos hasta ahora– Alejandro Artopoulos, director del Laboratorio de Tecnologías del Aprendizaje de la Escuela de Educación de Universidad de San Andrés.