En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Alumnos

Importante subvención para fomentar el intercambio de estudiantes entre Argentina y los Estados Unidos

La iniciativa que promueve el gobierno estadounidense eligió a San Andrés como una de nueve universidades para desarrollar proyectos a favor de que alumnos de Latinoamérica y Estados Unidos puedan tener un mejor conocimiento académico y cultural del país y de las respectivas regiones.

Las organizaciones 100,000 Strong in the Americas, Partners of the Americas and NAFSA: Association of International Educators, junto al Departamento de Estado estadounidense, distinguieron a la Universidad de San Andrés como una de las dos instituciones latinoamericanas que recibirán subsidios para poner en práctica iniciativas que garanticen el intercambio internacional de estudiantes y  les brinde una capacitación académica para incorporarse luego al mercado laboral.

El financiamiento de los proyectos fue patrocinado por Santander Universidades, una división del Banco Santander.

El objetivo del programa 100,000 Strong in the Americas es fomentar que por lo menos 100 mil estudiantes estadounidenses obtengan cada año una formación académica en países de América latina. Además, se espera que un número similar de alumnos de otras naciones occidentales, entre ellas Argentina, puedan aprender y entrenarse en los Estados Unidos.

El proyecto busca mejorar la competitividad hemisférica, aumentar prosperidad y preparar mejor a una fuerza laboral global.

“Venimos desarrollando desde hace más de un año un programa de Estudios Latinoamericanos destinado, mayormente, a estudiantes que llegan de Estados Unidos, Canadá y Europa. Este programa permite que cualquier alumno pueda estudiar en San Andrés si cumple con los requisitos académicos y de idioma que establecemos. No es necesario para esto que tengamos un intercambio formal previo con otra universidad”, explicó Emily Maxon, Directora Ejecutiva de la Oficina de Programas Internacionales de la Universidad.

Este programa fue fundado por Luz Horne, profesora de Literatura en el Departamento de Humanidades y que también se desempeña como Directora Académica de la Oficina de Programas Internacionales: “Cuando llegué a San Andrés después de estudiar y trabajar durante diez años en Estados Unidos me encontré con un cuerpo de profesores de diferentes disciplinas haciendo investigaciones de diversa índole, pero en casi todos los casos con el foco puesto en temáticas relativas a Latinoamérica. Mi idea fue entonces formalizar un recurso existente en la Universidad y agrupar la oferta de cursos con contenido latinoamericano que ya se dictaban -y que resultarían atractivos para los estudiantes internacionales-  en tres orientaciones  diferentes: Administración y Economía, Sociedad y Política  y Arte, Cultura y Literatura. Ahora, gracias a esta subvención que hemos recibido, tendremos la posibilidad de sumar una orientación nueva al programa”, señaló.

Maxon y Carla Regina, coordinadora de Intercambio, viajaron en mayo último a San Diego, Estados Unidos, para participar del congreso organizado por NAFSA: Association of International Educators, una organización que agrupa a todas las universidades del mundo que trabajan en el campo de la educación internacional.

En ese ámbito recibieron la noticia del respaldo económico a San Andrés, premiada por su labor junto a siete establecimientos estadounidenses y la Universidad de la Salle, en Colombia. En total, 155 instituciones universitarias se habían postulado a la subvención y sólo nueve las elegidas.

El respaldo financiero será destinado a una nueva oferta académica para los alumnos internacionales con un enfoque de estudios latinoamericanos. A las orientaciones que ya ofrece la Universidad se suma otra de “Aprendizaje a través del servicio”.

“Es un nuevo método educativo que se ha desarrollado mucho en los últimos años en Estados Unidos que busca combinar la educación con la acción en la comunidad. Por ejemplo si uno está estudiando temas ambientales puede trabajar con un grupo del barrio que ha identificado una necesidad de mejorar el reciclaje. Si otro tiene conocimiento e interés en educación, puede colaborar con un proyecto de alfabetización en una escuela local. Para un alumno internacional es una excelente herramienta para insertarse al mismo tiempo en la universidad y en la comunidad e interactuar con locales. Hay estudiantes que tienen mucha pasión por ayudar, no sólo para absorber conocimiento académico sino para contribuir con la comunidad”, indicó Maxon.

La intención, agregó, es concretar esta iniciativa en marzo de 2015 y vincularla con la comunidad de San Fernando a través de la Red San Andrés.

Los alumnos argentinos también tendrán la posibilidad de participar en la nueva materia que se está desarrollando como parte de la orientación de “Aprendizaje a través del Servicio”.

Parte de la subvención será destinada a apoyar a estos alumnos argentinos, que no tienen los recursos económicos suficientes, para que puedan participar en intercambios en universidades partners en Estados Unidos. Para poder hacerlo, ellos deberían haber completado esta materia y comprometerse a participar en actividades de servicio social durante su estadía en el extranjero.

“Tratamos de difundir esas posibilidades, inclusive para quienes reciben una ayuda financiera. Hay oportunidades de becas excelentes para alumnos argentinos, como por ejemplo en Austria y Canadá, hacia dónde hemos enviado a muchos alumnos. Ahora lo que estamos procurando es que esos estudiantes que pretenden cursar en el extranjero también se involucren en actividades de servicio social que se realizan en los países elegidos”, sostuvo.

de juan carlos figueroa, 29 de July de 2014

me gustaria saber lo requisitos y pasos a seguir para legar a una beca, me interesa mucho puesto de e engo un hijo de 21 años de edad. muchas gracias