En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Khatchik DerGhougassian: "El conflicto entre Israel y los palestinos en Gaza va a fomentar mayor violencia"

El profesor del Departamento de Ciencias Sociales aseguró que "no importa cuál fuera el inicio" del enfrentamiento, "siempre hay una parte que va a pagar el precio mayor y es la palestina”. El audio de la nota puede escucharse aquí: http://buff.ly/1sXAThh

El profesor Khatchik DerGhougassian, de la carrera de Relaciones Internacionales de San Andrés, sostuvo que "lo más cierto" que surgirá del conflicto militar que enfrenta a Israel con los palestinos en la región de Gaza es que "va a fomentar mayor resentimiento y violencia". Y agregó: "Hay casi una desaparición de aquellos que pensaban en términos de la paz y de una solución definitiva".

Aquí algunos de los principales conceptos expresados en la entrevista realizada por los periodistas Reynaldo Sietecase y Romina Manguel en el programa radial "Guetap", que se emite por Vorterix.

"Lamentablemente no veo una solución en el conflicto entre Israel y los palestinos en Gaza. Hay una parte que está pagando mayor el precio de una violencia inicial que hoy se ha olvidado, porque todo esto comenzó con la muerte de tres adolescentes israelíes. Vino la revancha y luego esta escalada que probablemente haya sido programada”.

"No hay una solución militar en este conflicto. Lo más cierto es que esto va a generar huella y a fomentar mayor resentimiento y violencia entre las dos partes. Es un conflicto asimétrico en el cual la radicalización de un lado es casi un hecho y, por otro, hay casi una desaparición de aquellos que pensaban en términos de la paz y de una solución definitiva".

"En general, hasta probablemente los últimos 10 o 15 años, en ambas partes existía un campo de la paz. Muy genéricamente la idea principal de los israelíes era tierra por paz y la de los palestinos, el reconocimiento como Estado. Y los puntos conflictivos, negociarlos. Eso se intentó en el proceso de paz en Oslo, que llegó hasta un punto y fracasó. A partir de 2001, con la Segunda Intifada de los palestinos, hay una clara derechización de la política y de la propia sociedad israelí”.

“De parte de los palestinos, el hecho más grave es la separación entre Hamas y Al Fatah, es decir entre Gaza y Jordania, que dio un golpe fuerte al proceso de paz porque surgió una competencia por dominar la política palestina”.

“Claramente hay una gran asimetría entre Israel y los palestinos. No importa cuál fuera el inicio del conflicto, siempre hay una parte que va a pagar el precio mayor de la violencia y es la palestina, es la parte más obvia”.

“La negociación con la Autoridad Palestina fracasó, y Hamas no ha demostrado demasiada inclinación y predisposición por el diálogo. El problema es ver quién está haciendo fracasar la negociación. No hay que buscar creativamente una solución distinta a la de dos Estados. El cómo implementarla fracasa siempre".

“Los palestinos se han quedado absolutamente solos tanto por parte de Estados unidos como de los países árabes, que han hecho un abandono de la causa palestina. Si en algún momento la causa palestina fue una causa nacional de los árabes se trató, entonces, de una explotación política. Los países árabes siempre piensan en intereses propios. El único que podría hacer algo es Egipto y mira para dentro y no le importa”.

“La presencia de sectores islámicos en Egipto es una agravante en este conflicto. Sin el pasado el corazón del problema de Medio Oriente era llegar a una paz regional a partir de un acuerdo entre Israel y los palestinos, hoy esta cuestión es secundaria. La situación es muy distinta de lo que fue hasta fines de la década del 80. Hoy en día la preocupación es el fracaso de los estados árabes por consolidarse y la posibilidad de la violencia intra-islámica”.

“Hay casi una manipulación geopolítica externa  para llegar a un equilibrio de poder donde lo más importante es que esto no afecte el petróleo, no se desborde y sea incontrolable”.

“Se habla y se escribe sobre el aspecto humanitario en Medio Oriente, pero no hay una iniciativa”.