En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Emotiva graduación de los estudiantes del Programa Educadores Ambientales

La iniciativa de la organización Cascos Verdes que se desarrolla en San Andrés está dirigida a jóvenes con discapacidad intelectual. Durante el lapso de estudio reciben una formación en temáticas relacionadas al cuidado del medio ambiente y a su preservación. Además, logran desarrollar habilidades no cognitivas que fomenten la inclusión social tanto en el ámbito universitario como laboral.

La Universidad de San Andrés y la Asociación Civil sin fines de lucro Cascos Verdes encararon hace cuatro años la implementación de un proyecto integral que trabaja, por medio de la educación ambiental,  a favor de la inclusión socio-laboral de personas con discapacidad intelectual.

Luego de dos años de cursada, los estudiantes celebraron este martes su graduación al obtener el título Honorífico de Educadores Ambientales.

“Este día es muy importante. Hoy se abre un nuevo panorama para ustedes, donde podrán aplicar todo lo que aprendieron. A partir de ahora, tienen la posibilidad de pasar de ser estudiantes a educadores, y de enseñar a cuidar el medio ambiente, a preservar los recursos naturales y a hacer de nuestro planeta un lugar más habitable para nosotros y para las generaciones que vendrán”, expresó en su discurso Sebastián Dates, director de Desarrollo Institucional de San Andrés.

Durante los dos años de cursada, los jóvenes vivieron la experiencia universitaria de forma integral, desde el proceso de admisión hasta la ceremonia de graduación, pasando por diferentes módulos de capacitación, exámenes orales y escritos y prácticas laborales.

“Es nuestro deseo que cuando recuerden este día y piensen en todo lo que lograron hasta acá y todo lo que van a lograr a partir de ahora, se sientan tan orgullosos de ustedes mismos como lo estamos todos nosotros hoy”, señaló Dates.

En la ceremonia recibió un reconocimiento de parte de los estudiantes Graciela Guzmán, directora de Graduados y Desarrollo Profesional de la Universidad.

"Me sentí emocionada por los discursos de los chicos que muestran cuanto les cambia la vida pasar por nuestro Campus, aprender a ser educadores ambientales y tener por delante la posibilidad de contar con un trabajo digno y rentada", comentó Guzmán.

Y agregó: "Todavia tengo el email que mandó Lola Scotta para presentarme a Javier Ureta, creador de Cascos Verdes. Todavía recuerdo la espontaneidad y generosidad del rector en recibirlo y confirmarle directamente su interés en que la Universidad de San Andrés sea otra de las sedes donde los chicos podían capacitarse como Educadores Ambientales".

Cascos Verdes propicia que personas con discapacidad intelectual vivan una experiencia de superación personal, incluyéndolos en ámbitos a los que habitualmente no tienen acceso. De este modo, los Educadores Ambientales se convierten en agentes de cambio, generando una modificación en los hábitos de quienes son capacitados.

La organización fue creada por Javier Ureta, un estudiante de Ingeniería Ambiental que se planteó el objetivo de crear un proyecto a partir del cual personas con discapacidad pudieran estudiar y formarse en el cuidado ambiental.

En la Argentina los jóvenes con discapacidad intelectual concluyen su etapa de formación en el nivel secundario, pero no tienen acceso a una educación superior. Por ese motivo impulsó que pudieran transformarse en capacitadores que pudieran llevar sus conocimientos a otros dando charlas sobre cuidado ambiental.

Con los primeros egresados del Programa de Educación Ambiental, se empezó a dar forma al Programa Laboral, a partir del cual los jóvenes con discapacidad brindan capacitaciones sobre preservación ambiental en escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, en empresas y otro tipo de organizaciones.

Actualmente, Cascos Verdes es una organización sin fines de lucro que cuenta con una estructura de 25 profesionales que llevan adelante el proyecto.