En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Federico Merke: “La disputa con los fondos buitre no es entre norte y sur, sino entre nómades y sedentarios”

“Hacer de esto un conflicto entre Argentina y Estados Unidos es incorrecto porque estos países también son víctimas de estos fondos”, analizó el director de las carreras de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de San Andrés en una entrevista realizada en Radio El Mundo, de Buenos Aires.

El conflicto judicial que mantienen Argentina y los llamados “fondos buitre” por el pago de los bonos que no ingresaron en la reestructuración de la deuda externa concretadas en 2005 y 2010 no se trata de una disputa “entre norte y sur sino entre nómades y sedentarios”, evaluó Federico Merke, director de las carreras de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de San Andrés.

“Los estados son los sendentarios, los que están fijos en un territorio y a los que les cuesta tomar decisiones. Y los nómades son los capitales financieros que entran y salen, compran y venden, y disponen de recursos logísticos y legales para facilitar etas maniobras basadas en la especulación y la usura”, opinó Merke en una entrevista con el programa “Perina y El Mundo”, que conduce el periodista Emilio Perina y se emita por radio El Mundo, de Buenos Aires.

Para el profesor de San Andrés, “el sistema interestatal debe coordinar normas y mecanismos para poner frenos y regular a estos nómades”.

“Es incorrecto hacer de esto un conflicto entre Argentina y Estados Unidos o Europa, porque estos países también son víctimas de estos fondos especuladores. Yo no sé cuál sería la reacción si Obama inicia una campaña contra los fondos buitre. Quizá sería víctima de una desestabilización, porque tienen un poder enorme. El caso argentino debe ser tomado como que le puede pasar a cualquier si no se disponen de las políticas necesarias para impedirlo”, agregó.

Acerca del vínculo diplomático actual entre Argentina y Estados Unidos a partir del litigio con los bonistas, Merke sostuvo que en el país cuesta entender que la forma en que funciona la división de poderes en el sistema de gobierno norteamericano. “Tienen una manera de trabajar que no es la nuestra y la división de poderes es bastante sagrada. Entonces pensamos que todo lo que sale de Estados Unidos es un plan contra nosotros”, explicó.

Para Merke, en política exterior “los tiempos” necesarios para consolidar una relación bilateral “son lentos”.

“Los frutos se ven después de muchos años, porque se necesita continuidad y constancia. Desde el exterior Argentina es vista como un país errático, que va en una dirección y en otra. Tanto el Gobierno como la oposición subestiman los efectos que tiene la política internacional en el corto y largo plazo. Aquel rechazo al ALCA surgido en la Cumbre de Mar del Plata sigue siendo un antecedente que hoy pesa en la relación bilateral con Estados Unidos. Un gesto positivo no anula uno negativo. El próximo gobierno va a tener un trabajo arduo en recomponer la relación bilateral porque son varios los frentes abiertos en estos últimos años”, aseguró.