En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

José Xavier Martini y Antony Hall: “Algunas de las ideas que tuvimos en el origen de la universidad son la base para el futuro”

Dos de los fundadores de San Andrés participaron de una charla a 25 años de la apertura de la institución. “Ninguno entendía cuál era la magnitud de la apuesta que estábamos haciendo. Era algo muy grande”, coincidieron.

Al principio dijeron que no. Cuando Robert “Billy” Murchison les presentó la idea de sumare a la Universidad de San Andrés, su primera respuesta fue negativa. Pero en pocos meses cambiaron de opinión y finalmente aceptaron el desafío.

José Xavier Martini y Antony Hall formaron parte del  primer Consejo de Administración y hasta la actualidad siguen vinculados a la institución. Durante una charla organizada con motivo del ciclo “Conversación con los fundadores de nuestra Universidad”, ambos recordaron los primeros pasos educativos del proyecto.

“La idea original de la universidad era brindar una educación en Argentina que mitigara el fenómeno de la exportación de jóvenes que se iban a estudiar al exterior”, destacó Hall. Aquella iniciativa, dijo, “fue evolucionando en un período de dos o tres años” hasta brindar “una alternativa universitaria” que tuviera como objetivo que los graduados “no salieran con una profesión sino con la mente abierta para hacer cosas distintas”.

Martini señaló que en las largas discusiones que tuvieron aquellos fundadores se llegó a la conclusión de que San Andrés “tenía que apuntar” su educación “en una dirección distinta de la tradición profesionalista” argentina. “Para el Ministerio de Educación de ese momento eso despertaba todo tipo de sospechas y resistencias”, rememoró.

Para concretar el objetivo acordado, sostuvo Hall, “era indispensable”, entre otras cosas, “tener un núcleo duro de profesores con dedicación exclusiva”, una condición que “planteaba un desafío enorme desde la financiación” de la universidad pero que, a la vez, significaba “la columna vertebral” de la universidad.

“Algunos docentes estuvieron dispuestos a apostar buena parte de su carrera”, destacó.

Martini y Hall reconocieron que quienes participaron del inicio de la universidad –alumnos, profesores, miembros del Board y donantes- “ninguno entendía cuál era la magnitud de la apuesta que se estaba haciendo. Era algo muy muy grande”.

“Éramos unos inconscientes”, bromeó Martini.

Durante la charla, que se realizó en el aula Agardy, resaltaron la virtud de impulsar abrir, mediante diferentes planes de becas, la oportunidad de estudiar en San Andrés a estudiantes que no tenían la capacidad económica de hacerlo. “De ese modo iba a aumentar la diversidad de orígenes en el componente estudiantil”, dijeron.

¿Cómo observan hoy, 25 años después, a la Universidad?

“No puedo usar otro término que con una sorpresa agradable. Es notable el progreso, el papel que juegan los graduados. Es sorprendente y va a seguir así”, aventuró Hall. Para Martini, por su parte, es necesario seguir “profundizando y mejorando” lo logrado hasta la actualidad.

Y, por sobre todo, que los estudiantes que se gradúan en San Andrés “sean personas educadas y tengan un sentido de aporte a la comunidad mayor”.

“Algunas de las ideas que tuvimos en aquel momento siguen siendo una base para construir el futuro”, finalizaron.