En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Héctor Pavón: Adiós al semiólogo social

"En medio de su vida de luces parisinas intentó volver cuando volvía la democracia en la Argentina. Ya por ese entonces, Verón no sólo se había dedicado a la actividad académica sino que también había desarrollado proyectos publicitarios en consonancia con conceptos como el de la semiología del espacio". La versión original de la nota puede verse aquí: http://www.revistaenie.clarin.com/ideas/Eliseo-Veron-semiologo-social_0_1123087700.html Foto: Revista Ñ

No sólo formó parte, junto a Ernesto Laclau, del grupo de la revista Contorno. A fines de los 60, Eliseo Verón también integraba otro grupo intelectual que iba a marcar el pensamiento argentino para siempre. El aglutinante: la revista Los Libros (que salió entre 1969 y 1976), en la que publicaron Jaime Rest, Gelman, José Aricó, Oscar Steimberg, Beatriz Sarlo, Ricardo Piglia, Germán García, David Viñas, Adolfo Prieto, entre otros. Era un momento de expectativa y de guardia: todo estaba por hacerse. Y por derrumbarse. Verón ya era un cuadro intelectual. Había estudiado Filosofía en la UBA, y ya como estudiante se había iniciado en la docencia desde 1957 en su carrera y también en la sociología. Se graduó en 1961. Inmediatamente navegó en dirección al faro del gran antropólogo francés: obtuvo una beca del CONICET para estudiar en Laboratorio de Antropología Social del Collège de France con Claude Lévi-Strauss. París era una fiesta intelectual y en 1962 Verón fue discípulo de Roland Barthes en la École pratique des hautes études donde conoció la semiología saussuriana, de la que después se apartaría. Verón reconoció a Lévi-Strauss como su principal referente en este período y estuvo a cargo de la primera traducción al castellano de Antropología estructural . Antes de formar parte de Los Libros tuvo un buen aterrizaje en la Argentina. Sus cartas de presentación le permitieron ingresar como profesor en el Departamento de Sociología de la UBA y como director del Centro de Investigaciones Sociales del Instituto Di Tella (1967-68), profesor de Psicología Social en la Universidad Nacional del Litoral y profesor de Sociología en la Universidad del Salvador. Pero en 1970 iba a retornar a Francia y esta vez fue de la mano de una beca Guggenheim. Se radicó allí y vivió en Francia hasta 1995 trabajando en varias universidades (París, Burdeos, Bayona), y en 1985 obtuvo su diploma de Doctor de Estado en la Universidad de París VIII Vincennes-Saint-Denis. Entre 1987 y 1992 fue profesor de la Sorbona.

En sus idas y vueltas por el puente Buenos Aires-París, en 1974 fundó aquí junto a Oscar Steimberg, Juan Carlos Indart y Oscar Traversa la revista LENGUAjes, una publicación que implicó la introducción de la semiótica en la Argentina, la delimitación del lenguaje y los géneros contemporáneos como objetos de estudio. Así llegó a la presidencia, entre 1970 y 1978, de la Asociación Argentina de Semiótica.

Sin embargo en medio de su vida de luces parisinas intentó volver cuando volvía la democracia en la Argentina. Ya por ese entonces, Verón no sólo se había dedicado a la actividad académica sino que también había desarrollado proyectos publicitarios en consonancia con conceptos como el de la semiología del espacio. Mientras tanto en la Argentina, Alfonsín ya era presidente y tenía su grupo de asesores conocidos bajo el nombre de grupo Esmeralda. Allí arribó Verón. Si bien no fue un integrante de los que trascendió como entorno del presidente, aportó sus ideas surgidas de la semiología para trabajar en la construcción y recepción del discurso presidencial. La experiencia fue breve.

En otro de sus aterrizajes participó de los primeros trazos de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires y su libro La semiosis social fue allí de lectura obligatoria y también un desafío.

Pero Verón no pudo ceder a la tentación política y en 2010 estuvo cerca de Eduardo Duhalde a quien llegó a comparar con Lula y allí manejó brevemente el área de encuestas y análisis de la opinión pública en vistas de las elecciones presidenciales de 2011.

El semiólogo José Luis Fernández envió una carta pública donde destacó lo siguiente de Verón: “Marcó el camino para la comprensión del aporte de los medios a la construcción del acontecimiento, trazó la teoría de los discursos sociales desde su concepto de semiosis social. Su obra tiene reconocimiento internacional pero nunca dudó en embarrarse con las polémicas locales. No dejó de estar cerca y de acompañar críticamente el trabajo de sus colegas. (…) Nosotros extrañaremos su presencia frecuente y cercana, pero tenemos por delante el desentrañar y discutir su Semiosis Social II . Al menos en ese sentido, clave para nuestro trabajo, nos seguiremos viendo”.