En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Juan Carr y Boy Olmi: “Estamos convencidos de que se puede cambiar el mundo”

El fundador de la Red Solidaria y el actor y cineasta participaron del encuentro "Experiencias que inspiran: Estrategias personales para el cambio social", la segunda de las actividades previstas en la Semana de Iniciativas Sociales de Jóvenes que comenzó el lunes pasado con la VI Feria de Iniciativas Sociales. La charla estuvo coordinada por Gabriel Berger, integrante del Comité de Dirección de la Escuela de Administración y Negocios y director del Centro de Innovación Social (CIS).

Hace casi 20 años Juan Carr, biólogo, docente y, en ese entonces, padre de cuatro hijos (de ese tiempo a hora tuvo un quinto), acordó con un grupo de amigos que era momento de hacer algo. Casi al final de la cena decidieron conformar lo que llamaron “Red Informática Solidaria”. Desde aquella noche, la misión encarada solo fue creciendo. “Si no hubiera en el mundo 3.000 millones de pobres haría otra cosa”.

Por la misma época, Boy Olmi, arquitecto y actor, participaba del film “Casas de fuego”, dirigido por Juan Bautista Stagnaro. La película, que fue ganadora de siete premios, entre ellos el Cóndor de Plata, abordaba la historia del médico argentino Salvador Mazza y de su investigación en busca de curar el mal de Chagas en las zonas más pobres del norte del país.  “La diferencia entre ricos y pobres es insoportable. Si seguimos sosteniendo ese desequilibrio vamos a chocar contra la pared”.

Los dos se conocieron una década atrás y desde ese momento comparten visiones y proyectos. Carr dice que Olmi es “el último hippie”, y el actor asegura que el referente de la Red Solidaria “es un modelo de inspiración”.

Ambos participaron del encuentro "Experiencias que inspiran: Estrategias personales para el cambio social", la segunda de las actividades previstas en la Semana de Iniciativas Sociales de Jóvenes que comenzó el lunes pasado con la VI Feria de Iniciativas Sociales y que finaliza el viernes 24, en el campus, con la charla "Aprendizajes en el trabajo conjunto entre ONG's y empresas” entre Bernando Brugnolini y Fernando Rubin, gerentes generales de TECHO y del Banco Hipotecario, respectivamente.

“Es verdad que en la Argentina hay cosas que están mal, pero tenemos intacta la capacidad de dar. El argentino ve el dolor y abraza. Ahora debemos dar otro paso, que es cómo pasar de la emoción solidaria a un sentimiento más perdurable, a una cultura solidaria permanente”, considera Carr, quien impulsa a los jóvenes a que también, con el mismo sentimiento, intervengan en política.

“Al que le guste la política, no lo dude”, recomienda Olmi, aunque advierte que “cada uno tiene una manera distinta” de ofrecerse al otro. Sin embargo, lo que llama “la misión” debe salir “del corazón”, al que hay que “escuchar y prestarle atención”.

¿Cómo es un día de Juan Carr? Sigue de cerca la búsqueda de un empresario que fue visto por última vez hace varios días en la zona de San Fernando, después atiende un llamado para conocer el estado de salud de Sofía, una niña de 11 años que espera un trasplante en el Hospital Garrahan, y no pierde cualquier información que surja de los cuatro tripulantes argentinos que navegaban cerca de Brasil y de los que todavía poco se sabe. En el medio de todo eso puede intervenir en la gestión de una vacuna difícil de conseguir o en encontrar un niño perdido de su casa.

“En lo personal solo quiero cambiar el mundo, de eso se trata”, sostiene. Cada vez que habla y da un dato, una postura esperanzadora, enfatiza la palabra elegida y aprieta el puño derecho; resulta toda una victoria.

En un aula colmada de estudiantes, Olmi cuenta que llegó hace pocas horas desde Roma, a donde viajó para presentarle al Papa Francisco un documental que filmó recientemente y que todavía no presentó al público. El argumento: la historia de un hombre y una mujer que luchan por preservar la vida de los animales y los espacios verdes.

“El teólogo brasileño Leonardo Boff dice que debemos reemplazar la idea del éxito por la del cuidado: tenemos que ser cuidadosos con nuestro cuerpo y alma, con la gente que conozco y quiero, y con aquellas personas que no veo ni conozco. Nuestra vida empieza a ser feliz cuando tomamos en cuenta el discurso del otro. Los problemas de todos los resolvemos entre todos: políticos, ONG’s, amas de casa, etc. Parece muy utópico, pero parte del corazón de cada uno y hay muchas personas que creen que es posible. Me defino como una persona que quiere ser feliz haciendo felices a los demás”, resalta.

“Para cambiar el mundo –opina Carr- no se necesita plata sino compromiso. Conozco los números de la realidad, sé que hay 40.000 menores de cuatro años desnutridos y que una mujer cada tres días es asesinada por nosotros, los varones. Pero cada vez que llamamos a la Argentina recibimos una catarata de solidaridad. No hay ninguna razón para no transformar la realidad en algo bueno. ¿Cómo hacer? Cómanse la cancha, no se detengan”.