En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Lorena Moscovich: Gobiernos locales, pretensiones nacionales

"Las intendencias suelen ser largas, porque la gente tiende a ser conservadora y aun cuando un intendente no resuelve todas las cuestiones, se lo suele premiar con la reelección. Eso le permite consolidarse en el poder", analizó la profesora del Departamento de Ciencias Sociales. La versión original de la nota puede verse aquí: http://www.lanacion.com.ar/1740086-gobiernos-locales-pretensiones-nacionales

Mientras las grandes ciudades se transforman en actores políticos globales, que brillan con luz propia sobre los países que las contienen, sus gobernantes también ganan jerarquía y visibilidad. "Las grandes ciudades son centros de atracción laboral y turística por su centralidad económica y producción cultural, y a su vez suelen albergar importantes medios de comunicación nacionales. Por eso una gestión exitosa se hace visible en todo el país", apunta Miguel Braun, director ejecutivo de la Fundación Pensar, el think tank del macrismo. "La complejidad y el tamaño del gobierno de las ciudades también permiten a los alcaldes formar equipos de gestión que pueden ser la base de una futura gestión nacional", dice.

Justamente Pro, un partido nacido local, busca usar la plataforma de la ciudad como lanzamiento a la presidencia, como lo viene intentando el socialismo tras sus exitosas gestiones municipales y de gobernación en la provincia de Santa Fe, y, en otra escala, lo hace Sergio Massa con la intendencia de Tigre.

Por su escala más pequeña, y su mayor flexibilidad de gestión, muchas ciudades son además fuente de innovación en políticas públicas que, una vez probadas, se trasladan a otras ciudades o a nivel nacional. Pasó en Brasil, por ejemplo, con la popularidad que ganó el presupuesto participativo en Porto Alegre, que se difundió luego a otras ciudades brasileñas, o un índice de calidad de vida urbana nacido en los 90 en Belo Horizonte. En ese país, también, el Partido de los Trabajadores, hoy en el gobierno, se hizo fuerte ganando municipalidades desde los 80.

Sin embargo, más allá de la "glocalización", que está colocando a las ciudades en el primer plano, lo que pasa en ellas también tiene que ver con procesos electorales, reglas de reelección y sistemas de partidos mucho más enraizados en la vida política nacional. Si se baja la mirada a las intendencias locales, por ejemplo, se ven otros fenómenos. "Las leyes electorales en las ciudades facilitan la reelección -apunta Lorena Moscovich, politóloga y profesora de la Universidad de San Andrés-. Las intendencias suelen ser largas, porque la gente tiende a ser conservadora y aun cuando un intendente no resuelve todas las cuestiones, se lo suele premiar con la reelección. Eso le permite consolidarse en el poder. Por otro lado, a nivel subnacional las aguas suelen estar más calmas que en el escenario nacional, de modo que una intendencia puede ser un espacio donde esperar que vengan tiempos mejores a nivel federal." De hecho, mientras en la elección de 1999 el 45% de los intendentes del país fueron reelegidos, en 2003 ese porcentaje subió al 51% y en 2007, al 56%.

En tiempos en que se impone el discurso de "solucionar los problemas de la gente", ¿corren las ciudades con ventaja? "En una ciudad como Buenos Aires, con el sesgo metropolitano de los medios, se facilita que las políticas sean vistas. Lo que influye ahí es la visibilidad más que la capacidad de gestión", apunta Moscovich.

"Los gobiernos subnacionales no pueden evitar la realidad nacional. El cepo, la inflación, la falta de crédito, las intervenciones arbitrarias golpean a la economía de todo el país, y por más que la ciudad promueva la inversión y el empleo, el impacto es limitado", señala Braun. "Pero las ciudades sí se pueden diferenciar por la gestión y el manejo fiscal."