En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Mariano Torre: “Vivimos en un mundo de mucho desequilibrio”

"Hay gente que se está despertando y observa esta situación. A nosotros, lamentablemente, nos tocó limpiar los restos de una fiesta de la que no participamos”, expresó el actor durante una charla en San Andrés. Torre y su esposa, la cantante Elena Roger, participan del proyecto "Navetierra ("Earthship Biotecture") de construcción de viviendas autosustentables.

“Fin del mundo”. Tres palabras escritas en el asunto de un mail. Mariano Torre consideró que de ese modo podía llamar la atención del arquitecto estadounidense  Michael Reynolds, el destinatario del mensaje. Supuso que en su casilla de correo tendría cientos sin responder y que, así, no sería ignorado. Su propuesta: construir en Ushuaia un complejo realizado casi en su totalidad con materiales de desecho, de bajo impacto ambiental y que aprovechara los recursos naturales que ofrece el planeta para su funcionamiento.

Torre supo de Reynolds cuando vio el documental “Guerrero de la basura”. En Nuevo México, Estados Unidos, el arquitecto que en los 80 decidió no usar más los materiales convencionales de la construcción leyó ese mail que lo convocaba a viajar al territorio más austral del universo y aceptó hacerlo.

Tres años después, en enero pasado, Reynolds llegó a Ushuaia con su familia y 70 colaboradores (algunos viajaron desde Shanghai, Alaska, Francia e Isla de Pascual) para construir “una casa más eficiente y más amigable con el entorno en el que vivimos”, explicó Torre, actor de profesión, durante una charla que brindó en el campus de San Andrés.

Trescientos cincuenta neumáticos, 5.000 botellas de vidrio, otras 3.000 de plástico y 500 latas de aluminio fueron recolectadas del basural de la ciudad fueguina con la precisión de quienes van al supermercado y eligen los mejores productos para un agasajo.

Fueron 26 días de trabajo en los que todos intercambiaron experiencias, realidades y sonrisas. Para que se concretara el emprendimiento, Torre y su esposa, la cantante Elena Roger, hicieron gestiones con la intendencia de Ushuaia y así consiguieron un terreno apto y accedieron a los desechos que servirían al proyecto, llamado “Navetierra” (“Earthship Biotecture”).

La construcción levantada de cara a la cordillera, muy cerca de donde nació Torre, es visitada diariamente por 300 personas, funciona como estación experimental de la técnica y materiales utilizados y es autosustentable 100%: un sistema de calefacción y refrigeración logrado por efecto de la masa térmica de sus paredes de neumáticos rellenos con tierra; el sistema eléctrico, además de energía solar, aprovecha la fuerza del viento patagónico; el agua de lluvia se recolecta y la residual se trata de recuperar; produce alimentos con viveros que se trazan en una galería.

Hasta allí también viajaron Eduardo y Daniel desde el norte de Formosa, becados por el proyecto, dos miembros de la comunidad qom Potae Napocna Navogoh (La Primavera). El objetivo de su participación en la construcción es obtener una capacitación para reproducir este tipo de emprendimientos en sus territorios, ubicados a más de 4.000 kilómetros de Ushuaia y alejados del acceso al agua potable por decisión de allegados al gobierno provincial.

“Tenemos que caminar hasta 8 kilómetros para pedir agua y siempre me dicen que la cisterna está ocupada”, dice uno de los pobladores originarios en un video. La iniciativa que busca mejorar la calidad de vida de la comunidad qom es impulsada por el grupo N.A.T. (Naturaleza Aplicada a la Tecnología), una organización no gubernamental, sin fines de lucro, que se dedica al desarrollo de nuevas tecnologías que optimicen el cuidado del medio ambiente desde hace casi 25 años.

Luciano López Guzmán, referente de Earthship Biotecture Argentina, estimó que en el mundo hay unas 500 Navetierra, en su mayoría ubicadas en Estados Unidos y Canadá. No importa el clima, las características de la construcción brinda a sus habitantes las comodidades necesarias para vivir tanto en el desierto como en la montaña.

“Vivimos en un mundo de mucho desequilibrio. Gastamos los recursos de todo un año mucho antes de ese tiempo. Pero hay gente que se está despertando y observa esta situación. A nosotros, lamentablemente, nos tocó limpiar los restos de una fiesta de la que no participamos”, expresó Torre. 

de franco bautista, 07 de November de 2014

Ademas un excelente actor, y gran persona, y sobre todo humilde. Aguante Mariano Torre #1