En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

La Escuela de Educación capacitó a expertos en cuidados paliativos

Más de treinta voluntarios que atienden a personas que padecen enfermedades terminales y con bajos recursos económicos participaron de un curso de cuatro días en el campus de la Universidad. "Sentimos que para formar a otros teníamos que venir a quienes son los mejores”, dijo Matías Najún, director del "Hospice Buen Samaritano".

La Escuela de Educación de San Andrés brindó un curso sobre Formación de Formadores a un grupo de profesionales de la salud cuya misión es brindar gratuitamente cuidado humanizado e integral a personas de escasos recursos económicos que atraviesan una enfermedad terminal.

“Les dimos herramientas vinculadas a la comunicación y el feedback, al aprendizaje de adultos y al trabajo con voluntarios. Buscaban multiplicar su propuesta a través de formar formadores”, explicó la profesora Rebeca Anijovich, quien estuvo a cargo de brindar la capacitación junto a Carolina Sciarrotta, Graciela Cappelletti y Sonia Fox.

Durante los encuentros, más de treinta coordinadores de áreas vinculadas a la medicina, enfermería, psicología y trabajo social participaron del curso, motivado por iniciativa del “Hospice Buen Samaritano”, una organización fundada en 2009 y dedicada al cuidado paliativo de personas con escasos recursos económicos que padecen enfermedades terminales.

“Todos tenemos la necesidad de ser cuidados digna y competentemente en momentos difíciles de nuestra salud o ante enfermedades avanzadas. Y esa es una especialidad en la que trabajan en equipos médicos, enfermeros, voluntarios, psicólogos y trabajadores sociales. Esto está creciendo en la Argentina a través de diferentes ONG's e instituciones y equipos de salud públicos y privados. En particular está el movimiento Hospice, que son casas de cuidados paliativos dirigidas a pacientes sin recursos con el objetivo de atenderlos hasta el final”, comentó Matías Najún, director del “Hospice Buen Samaritano” y jefe de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Austral.

Además de brindar desde 2009 la atención profesional a más de 250 personas con enfermedades terminales, “Hospice Buen Samaritano” consideró que para llegar a una mayor cantidad de personas con “responsabilidad” debía obtener mejores herramientas de la educación.

“Este curso en la Escuela de Educación de San Andrés es un paso estratégico para nosotros. Queremos crecer asistencialmente pero también educativamente, con la intención de brindar formación a quienes se desempeñan en los hospitales públicos con los que trabajamos. Para que esto ocurra –sostuvo Najún- los médicos, enfermeros y trabajadores sociales de esos lugares deben saber que se puede hacer una medicina distinta y cuidar a la persona humanamente”.

“Creemos que el proceso de educación requiere formación y estar capacitado. No es solo dar una clase y me voy, sino que la educación bien conocida tiene la posibilidad de transformar una cultura y la realidad. Por eso sentimos que para formar a otros teníamos que venir a ver a quienes son los mejores, y esta Escuela de Educación tiene lo que nosotros buscamos: pedagogos y profesionales con historia y capacidad de transmitir”, resaltó Najún.

Para concretar el curso, la Escuela de Educación dedicó a varios de sus mejores profesionales y diseñó un programa de actividades intenso, con capacitaciones en las aulas pero también un seguimiento virtual a futuro con los coordinadores de Hospice que brindarán capacitación a sus colegas durante el año.

El liderazgo del formador, el manejo de audiencias difíciles, la resolución de preguntas complejas, la enseñanza y el aprendizaje en el trabajo con adultos, la dimensión emocional y el aporte de las Neurociencias fueron algunos de los aspectos volcados a los asistentes.

“Nos abrieron las puertas para formarnos como futuros formadores en la humanización de la salud particularmente para los que menos tienen. No solamente para los enfermos más pobres, a quienes vamos a cuidar y a educar a sus familias, sino para educar a los que atienden a los más pobres en los hospitales públicos”, destacó Najún, que en 2014 fue galardonado con el premio “Abanderados de la Argentina Solidaria” por su tarea social.

Si bien el primer vínculo se dio entre la Escuela de Educación y el “Hospice Buen Samaritano”, representantes de otras cinco instituciones similares fueron invitados a tomar parte de curso; llegaron al campus de San Andrés desde Luján, Santa Fe, Mar del Plata, Olivos y la ciudad de Buenos Aires.

“Elegimos a coordinadores para que puedan educar hacia adentro y afuera, que vengan a abrevar a esta idea que tenemos de educar entre todos, porque la educación es un camión de conocimiento que no se improvisa. Necesitábamos pedagogos que nos entregaran herramientas para educar”, indicó Najún.

"Hospice Buen Samaritano" recibe enfermos terminales en su casa de la localidad bonaerense de Pilar, aunque también brinda atención en los hospitales Sanguinetti, también de Pilar, y Larcade, de San Miguel.

Sus especialistas, además, desarrollan durante el año cursos y otras instancias de formación sobre cuidado al final de la vida para voluntarios y profesionales de la salud de otras instituciones.

de MARÍA JOSE VALLS, 14 de April de 2015

MARAVILLOSO!!!!! BIEN HIJA

de SUSANA B. ROJAS, 10 de April de 2015

Pertenezco a la Comunidad De Guadalupe del Bº de Palermos, estoy a cargo de la PASTORAL DE LA SALUD.Como recibo noticias del Hospice, me gustaría me enviaran fechas y dirección para contactar con estos cursos de formación. También somos socios de UEAM (UNIÓN DE ENFERMOS Y ANCIANOS MISIONEROS) Gracias mi correo sbrojas-campos@hotmail.com o mi cel. 1558598186