En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Roberto Bouzas: La chance de obtener un mejor trabajo

"El auge que está experimentando el aprendizaje del idioma chino en la Argentina es muy oportuno y constituye una inversión de largo plazo para quienes emprenden la dura (y larga) tarea de dominar esa lengua", aseguró el vicerrector Académico y director de la Maestría en Política y Economía Internacionales. La versión original de la nota puede verse aquí: http://www.clarin.com/sociedad/chino-lengua-matricula_0_1330067017.html

El auge que está experimentando el aprendizaje del idioma chino en la Argentina es muy oportuno y constituye una inversión de largo plazo para quienes emprenden la dura (y larga) tarea de dominar esa lengua. En 2014 el tamaño de la economía china superó a la estadounidense (medida por paridad de poder de compra) y, de no haber modificaciones significativas en los tipos de cambio y China continúa creciendo cinco puntos porcentuales más rápido que Estados Unidos, en doce años su producto interno alcanzará el nivel de la economía norteamericana.

Pero no sólo el tamaño importa: China también se ha transformado en un importante inversionista en el exterior y no solo en activos financieros (sus reservas internacionales incluyen una buena porción de la deuda pública de Estados Unidos). En efecto, varias decenas de sus empresas han alcanzado una dimensión que las transforman en jugadoras globales en sectores muy diversos.

Estas evoluciones estructurales permiten prever que quienes tengan un buen dominio del idioma chino en el mediano y largo plazo estarán en mejores condiciones para acceder a un segmento no despreciable del mercado de trabajo, especialmente en los llamados “empleos de cuello blanco”. Si bien el inglés no será sustituido como la lingua franca de los negocios internacionales, el dominio del idioma chino facilitará la inserción laboral en centenares de empresas que, sin dudas, se constituirán en grandes actores globales.

La presencia de inversiones y empresas chinas en la Argentina es una tendencia que ha crecido lenta pero inexorablemente, y que en forma previsible continuará en la misma dirección. Quienes estén en condiciones de comprender mejor la cultura y de acercar las distancias a través del manejo de la lengua estarán en mejor posición de asegurarse un lugar en un mercado de trabajo crecientemente diferenciado.