En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Alejandro Artopoulos: La clave es invertir en los docentes

"Las universidades pueden enseñar de una forma nueva y mejor. Siempre y cuando se atrevan a construir verdaderos entornos virtuales de aprendizaje, y fundamentalmente, mejoren las prácticas docentes en base a pedagogías activas", explicó el director del Laboratorio de Tecnologías del Aprendizaje de la Escuela de Educación. La versión original de la nota puede verse aquí: http://www.ieco.clarin.com/campus-ieco/opinion-universidades-nube_0_1336666969.html

La “nube” es un neologismo que entró sin permiso en la vida cotidiana de los trabajadores del conocimiento. Las universidades no están ni en el cielo (de la nube) ni en el infierno. Como pueden acceder a los servicios de la nube en forma gratuita, muchas han dado de alta sus plataformas sin una estrategia de integración con los sistemas in-house. El resultado: se apilan los molestos passwords para docentes y alumnos. ¿Se trata de una innovación educativa?

El nuevo ciberespacio trae indudables beneficios. Pero el acceso fácil a los archivos o las mejoras de los servicios mediante aplicaciones web no se traducen en forma automática en mejoras sustantivas en los aprendizajes. Requieren de una reorganización compleja de las actividades del núcleo de las organizaciones universitarias alrededor de un nuevo paradigma que integre lo mejor de los dos mundos.

La nube puede servir para que los estudiantes aprendan mediante proyectos colaborativos con alumnos de otras ciudades, en clases en línea con contenidos dinámicos e interactivos, o bien, para acceder a los mejores expertos via videoconferencias. Las universidades pueden enseñar de una forma nueva y mejor. Siempre y cuando se atrevan a construir verdaderos entornos virtuales de aprendizaje, y fundamentalmente, mejoren las prácticas docentes en base a pedagogías activas. El santo grial del aprendizaje colaborativo en la nube no se alcanzará sin una fuerte inversión en los equipos docentes.