En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Gabriel Berger: “Debemos aprender cómo las iniciativas sociales impactan en la comunidad”

El director del Centro de Innovación Social (CIS) participó este martes de la presentación de #101soluciones, un proyecto que busca acercar al sector público las ideas y propuestas del ecosistema de emprendimiento social y/o medioambiental con el objetivo de impulsar el desarrollo de una nueva economía en la Argentina.

“Debemos encontrar y promover formas de organización económica más sustentables, como la Economía Social y Solidaria, Economía del Bien Común, la Economía de Comunión o de la Cooperación, la Economía Azul, la Economía Circular) y nuevas formas de generar valor económico como los Negocios Inclusivos, Empresas Sociales, los Negocios de Impacto, Inversión Social Privada para lograr impactos sociales y medioambientales positivos en el mediano y largo plazo, y una economía más humana”. Así plantea el Manifiesto de #101soluciones, una iniciativa de colaboración abierta, a-partidaria surgida en Chile con motivo de las elecciones presidenciales de 2014 y que se replicará en la Argentina con diferentes organizaciones sociales e instituciones que buscarán acercar un libro con las propuestas a los principales candidatos a presidente.

El proyecto lleva por lema "Siento una nueva economía" y es organizado por Ashoka, Fundación Avina, Sistema B, Socialab y el diario LA NACION en alianza con el Banco de Desarrollo de América latina y el Centro de Innovación Social de la Universidad de San Andrés, que tendrá un rol de “curador” de las iniciativas sociales presentadas.

“Ni la economía ni las finanzas se orientan hoy hacia la satisfacción duradera de necesidades básicas y reales de la humanidad, sino más bien a la producción de ‘bienes rentables’, siendo el criterio de la rentabilidad el principal orientador de los procesos productivos”, establece #101soluciones.

Matías Kelly, director de Ashoka, presentó la iniciativa durante un panel realizado en el auditorio de LA NACION, e indicó que la propuesta “es muy distinta” a otras y pretende “mucha acción” de los actores involucrados.

El panel estuvo integrado por Roi Benítez, cofundadora de La Costurera; Pablo Ordoñez, fundador de la Asociación Civil El Arca; Juliana Peixoto, coordinadora de la Red Latin; Silvia Stang, periodista de La Nación; y Gabriel Berger, director del Centro de Innovación Social de San Andrés.

“Estamos pensando en qué medida esta idea de nueva economía es disruptiva o busca una forma de integrar aspectos soslayados de la actividad empresarial para que las formas de producir y consumir tengan un nuevo sentido y horizonte”, expresó Berger.

El director del CIS, sin embargo, sostuvo que es importante entender “quiénes mueven la actividad económica de nuestro planeta y cómo trabajan las organizaciones. No podemos ignorar cómo manejar esta transición”, dijo.

“Es una preocupación central analizar con claridad qué hacer con el planeta, si seguimos los patrones de la producción y consumo actuales. Esta preocupación existe en diferentes ámbitos, no especialmente en el sector público. Iniciativas como estas son propicias para dar el debate sobre cómo ayudamos para que el sector público brinde un entorno más amigable para el desarrollo de estas iniciativas”, señaló.

Desde el ámbito universitario, Berger expresó que el foco de análisis se ubica en “priorizar la generación de valor social, ambiental y económico que incluye a distintos actores clave y que se asegura la protección del entorno”.

“Cómo generamos nuevos productos, procesos u organizaciones que prioricen la generación de valor. Todo emprendimiento genera impacto positivo y negativo”, afirmó.

Pablo Ordoñez, en tanto, opinó que el concepto de nueva economía lo “retrotrae a un concepto de los pueblos originarios: el buen vivir".

"Para que nazca una nueva economía se necesitan nuevas formas de producción y de consumidores que logren acordar desde determinados valores. Hay que armar puentes con los gobiernos y con las grandes empresas, las ONG’s y las universidades. El problema es escala. El tema de la pobreza es de escala. Hay que encontrar soluciones y propuestas que generen vocación de escala”, agregó.

Según Roi Benítez, se debe vincular la investigación de políticas públicas y el medio ambiente. “Hay que partir de un marco de bienes colectivos y que el consumo se dé para las mayorías”, indicó.

Silvia Stang, por su parte, expresó que el rol de los medios de comunicación es “poner frente a la sociedad la problemática y los riesgos ambientales para generar conciencia. No somos tan conscientes de los efectos que generamos como consumidores”, mencionó.

“Son tantas las necesidades de cambio que paralizan a la sociedad. Hay que seguir produciendo información específica dentro de un marco conceptual. Todos debemos cumplir: el sector privado de la mano del sector público”, sostuvo Juliana Peixoto.

Héctor Guyot, secretario General de Redacción de LA NACION, comentó que en un año electoral es necesario “ponerse al servicio de las ideas que ayudan a la construcción colectiva de la Argentina. Esperamos lograr que la participación genere conciencia de impacto social, ambiental y económico de las empresas”, culminó.