En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

Martin Slutsky, productor de los debates presidenciales en EE.UU., dio una charla en la Universidad

Se presentó en la Sede Capital invitado por las organizaciones y entidades que promueven la iniciativa “Argentina Debate” y como parte de una actividad que organizó la Cátedra Estados Unidos.

Martin Slutsky, productor ejecutivo de los debates presidenciales en Estados Unidos, disertó en la Sede Capital de San Andrés invitado por las organizaciones sociales e instituciones públicas y privadas que promueven la iniciativa “Argentina Debate”.

Slutsky refirió en su charla la importancia de que los principales candidatos a la presencia se enfrenten en un debate para dar a conocer sus propuestas y responder las inquietudes de la ciudadanía.

Además, destacó la figura del moderador de estos encuentros, que cumple el rol de coordinar las exposiciones de los dirigentes políticos sino también preguntar y confrontar el discurso con datos estadísticos y de archivo.

En Estados Unidos los debates presidenciales transmitidos por televisión son vistos por decenas de millones de personas en sus hogares, aunque también fuera del país pueden seguirse vía redes sociales y streaming.

“Nuestros debates representan el momento en el cual los candidatos desconocen las respuestas y responden a los problemas de la sociedad. Sólo el moderador sabe las preguntas, aunque sí les anunciamos los temas sobre los que serán consultados. Es una conversación seria entre el moderador, los candidatos y el pueblo frente a la televisión, la radio y/o las redes sociales”, expresó Slutsky.

En su charla, que fue coordinada por la directora de la Cátedra Estados Unidos de San Andrés, Eugenia Mitchelstein, el productor ejecutivo de televisión destacó que entre “60 y 80 millones de hogares” estadounidenses ven los debates presidenciales, que son cuatro: tres protagonizados por los candidatos a la primera magistratura y el restante por los candidatos a vicepresidente.

Slutsky indicó que en diferentes países, vía redes sociales o streaming,  también siguen de cerca esta instancia. “El mundo los mira”, agregó.

“El debate presidencial es el único momento en el que los candidatos enfrentan al pueblo en un contexto no controlado. Sirve para ver cómo reaccionan bajo presión. Va a ser el líder del país, tiene sentido que se presente a una instancia así. Además, uno piensa que las personas están preparadas para sentarse y dialogar entre sí”, sostuvo.


Slutsky señaló que en el año previo a las elecciones no hace mención a sus inclinaciones políticas, aunque las tiene.

“Uno de los problemas es que los medios de comunicación den su apoyo al debate. Tienen que ser socios de los organizadores. Hay momentos en los cuales los medios deben olvidar su propio interés y hacer algo por el bien de la comunidad. Deben garantizar que la sociedad se congregue entorno al debate”, resaltó.

Slutsky es productor ejecutivo de la Comisión de Debates Presidenciales (CPD), y en ese rol participó de las últimas cuatro elecciones generales: 2000, 2004, 2008 y 2012. Entre sus tareas, selecciona las sedes en donde se concretan los debates, diseña el formato del encuentro, trabaja con los moderadores, promueve acuerdos con los representantes de los postulantes y produce la emisión televisiva en directo.

El productor televisivo se refirió en varias partes de la charla a la importancia del moderador del encuentro. “No debe mostrarse partidario de algún candidato, tiene que ser alguien que haya participado en programas televisivos de entretenimiento, que tenga experiencia, sepa escuchar a los participantes y poder retrucarle. Es un trabajo muy difícil. Tiene que olvidarse que no se trata de ellos”, contó.

Según las estimaciones, “entre el 10 y el 20 por ciento” de quienes siguen los debates deciden su voto a partir del resultado de esa instancia.

Slutsky, además, señaló algunas cuestiones escénicas: la altura de los atriles, que deben estar ubicados de un modo que no hagan más alto o más bajo a alguno de los candidatos; la intensidad de la luz que recibirán en el rostro; la disposición de las cámaras y el rol de quien las maneja. Sobre el atril, cada político tendrá un vaso con agua, una lapicera y un anotador en blanco; no pueden contar con apuntes ni otras ayudas. Sin embargo, dijo, algunos escriben “algunas ideas” apenas acceden al atril y antes de comenzar el debate.

Además de su actividad en los debates, Slutsky se desempeñó como director de la American Broadcasting Company (ABC) y productor de numerosos programas de entretenimiento televisivos, entre ellos el conducido por Oprah Winfrey, la entrega de los premios “Globos de Oro”, los “Good Morning America” y la Alfombra Roja en la ceremonia de los Oscar de Hollywood.

Junto a Slutsky estuvo en San Andrés Matt Dippel, miembro del National Democratic Institute.