En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

Leni González

Actualidad

Marcos Gorban: "Nunca me imaginé como productor"

"Cuando cierta intelectualidad dice que la TV tiene basura, le falta el respeto al deseo de la gente", expresó el profesor de Televisión.

Produce "Combate" y  fue el hacedor de los realities nacionales. La televisión actual, Marcelo Tinelli y sus ganas de ser escritor. Antes de 2017, Marcos Gorban se prometió rendir las dos materias que le faltan para recibirse de Licenciado en Comunicación, en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora donde empezó a estudiar hace casi treinta años, al mismo tiempo que en TEA, la escuela de Periodismo de donde egresó en 1990 con Beto Casella. Pero ningún saber académico reemplaza la experiencia sumada en su carrera y que transmite a los alumnos de San Andrés, la universidad privada en la que enseña Televisión y Proyección Audiovisual: un auténtico hombre del Sur infiltrado en el Norte.

"Nací en Banfield. Soy hincha fanático de Banfield. Fui al Colegio Modelo de Banfield, salía con mis amigos por Lomas y Temperley; mi mundo estaba en el Sur. Recién empecé a ir a Capital cuando entré a TEA. Militaba en la Fede (Federación Juvenil Comunista), jugaba al fútbol, leía mucho y quería ser periodista: en realidad quería ser escritor y lo sigo pensando", dice Gorban, el superexperto productor de realities: los seis primeros "Gran Hermano". "Operación triunfo", 'Talento argentino" y, entre otros, "Combale", por Canal 9 (lunes a viernes a las 17).

Noticias: ¿Y la escritura? Porque quería ser escritor.

Marcos Gorban: Publiqué dos: uno de cuentos. "Pura coincidencia", y "Nominados", con todo lo que pasé por "GH". Estoy escribiendo el tercero una investigación periodística sobre un hombre, hoy de 79 años, que trabajó muy cerca del "Che". Sale el año que viene, por Sudamericana.

A Gorban no le cuesta hablar y repartir las historias que se le caen de los bolsillos. Algunas las aprendió pateando las calles de Banfield y de Claypole, donde vivía Alejandro, su amigo desde los trece años a quien un día se le ocurrió ir a una clase de teatro. "Al salir, había decidido su nombre artístico: Alex de Clay. Años después, cuando laburaba en “VideoMatch”, le digo al gordo: Te vas a llamar “Larry de Clay” y le conté la historia de mi amigo; se llama así por eso y todavía no se conocen", dice Gorban, el obsesivo y el bromista.

Toda su carrera es un engranaje de eslabones dispares difíciles de unir en un curriculum racional pero posibles en un relato casi de aventuras: de los espectáculos en la revista Teleclic al suplemento de investigaciones Segunda Sección de Clarín; del prestigioso "Edición Plus" a las cámaras ocultas de Tinelli; de la producción de programas como Todos al diván" y Tierra de periodistas" a los realities más famosos: "Nunca me imaginé como productor sino que fue la televisión que me arrastró como la ola. Pongo mucha pasión y tengo que estar convencido de lo que hago".

Noticias: ¿Cómo cambia de la actitud introspectiva del escritor al productor, el que está diciéndoles a los demás lo que tienen que hacer?

Gorban: No hay mejor herramienta para producir que la formación periodística, es el ABC. Cuando tengo que escribir, me cuesta un huevo poner el culo en la silla cuatro horas. El domingo soy el único despierto a las siete mientras los demás duermen. Pero te confieso que escribo media hora y me levanto, voy a la heladera, me siento... esa gimnasia de sentarme y escribir cinco horas de corrido la perdí.

Noticias: ¿Cree que el reality se mantiene como formato?

Gorban: Sí, absolutamente. No es un formato, es un género, así como la ficción. El reality es el género que cuenta la historia de gente común, que pone al público como protagonista del espectáculo. Noticias: ¿Es la fama la motivación principal de los participantes? Gorban: No. Primero, no todos los realities son iguales. El primer reality que se hizo en la Argentina fue "Expedición Robinson" y el primer ganador Sebastián, ganó y nunca más lo viste se fue a vivir a Colombia. Hay diferentes formatos dentro del género reality: por ejemplo el de talentos, que es el camino que la gente encuentra.  Es decir, la TV terminó haciendo lo que antes hacían las discográficas cuando tenían presupuesto. Otros realities como "GH", no son de talentos y ahí se necesita gente genuina, no actores que sí quieren ser famosos.

Noticias: Son varios los que saltaron a partir de "GH".

Gorban: Sí, pero no era lo que habían ido a buscar inicialmente. Daniela Ballester, finalista de "GH 1", hoy conduce C5N. Cuando entró a la casa era azafata; cuando sale, encuentra que el debate y la TV le interesan, entonces estudió periodismo y locución. El porcentaje es ínfimo: Daniela, Silvina Luna, Ximena Capristo.

Noticias: ¿Pero habrían llegado sin esa visibilidad previa?

Gorban: No lo sé. Está en cada uno usar ese trampolín y darle contenido; te tenés que formar, estudiar y tener suerte; si no la caída es abrupta.

Noticias: ¿Y de los talentos, alguno llegó?

Gorban: Sí, claro. José García, ganador de "Operación Triunfo 2", estuvo en la temporada en Carlos Paz es la primera voz de "Stravaganza" y vive de gira; a Claudio Basso, ganador de "OT 1", le iba muy bien, sacó dos discos, pero tuvo el accidente con el auto. Chocó contra una vaca después de un recital en Rosario y estuvo como un año y medio internado porque hubo que reconstruirlo de nuevo.

Noticias: Para los espectadores aparecen como fenómenos efímeros. ¿La televisión los abandona?

Gorban: Claro que la televisión los abandona porque es un ciclo. Es muy interesante la discusión acerca de si la TV los abandona o les chupa la sangre. Hay una cuestión de gataflorismo. Es algo que se está haciendo. Les ha ido bien, sin la exposición de los "GH" pero viven de la música, una industria que lamentablemente no tiene la inversión para promocionarlos.

Noticias: ¿Además de trabajo, qué le dejaron esos programas?

Gorban: Me gusta contar historias y algunas me emocionaron mucho como la de José García, un pibe que nunca había salido de General Mosconi. Conoce Buenos Aires y el avión cuando lo elegimos en el casting. Me acuerdo de una chica de "OT 4" que tuvo un accidente con un sifón que le había dejado una cicatriz en la cara. Era una cantante divina pero se sentía fea por su cicatriz; contribuir para que recuperara su autoestima fue una experiencia hermosísima. Son historias muy chiquitas, no van a la tapa de un diario. Tampoco somos iluminados ni sanadores. La exposición en TV permite solucionar fácilmente lo que de otra manera sería muy difícil.

Noticias: ¿Qué fue lo mejor y lo peor de su carrera?

Gorban: "GH" fue un antes y un después. Pero Talento argentino" y "Operación triunfo" me emocionaron me dieron orgullo. Y de las malas: hice un programa realmente espantoso en el 99 para Canal 9. Un programa especial por el festejo en Costa Salguero del bicampeonato del Boca de Bianchi. Esa fiesta se convirtió en un show de TV que tuve que producir y lo hice muy mal. Fue la única vez en mi vida que en el medio del programa, un gerente del canal se apiadó de mí, me tocó la espalda y me dijo: "¿Querés que te saquemos del aire?" y le dije que sí. A las 23.30 aparecieron dibujitos animados.

Noticias: ¿Cómo ve a la TV hoy?

Gorban: Todavía es el medio más masivo, el que más penetración tiene. Es entretenimiento y tiene los contenidos que el público elige. Hay que ser respetuoso de la elección de la gente. Muchos son programas que no vería, como hay presidentes o diputados que no votaría o que me da vergüenza que estén ocupando una banca, pero fueron elegidos por la gente, tengo que respetarlos. Lo mismo pasa con los programas. Cuando cierta intelectualidad dice que la TV tiene basura, le falta el respeto al deseo de la gente.

Noticias: ¿Hay que bancar un programa con poco rating?

Gorban: Depende en qué situación. Hay programas que nacen con el negocio tradicional de la TV y hay otros que nacen con el objetivo de construir un posicionamiento y, en ese caso la decisión será bancarlo. "Combate" nació con bajo rating pero crece permanentemente y es un fenómeno en las redes sociales. Muchas veces le ganamos a la competencia pero antes hubo un canal que banco 160 capítulos. Un fracaso lo hacés en un día pero un éxito se construye.

Noticias: Los productores tienen algo megalómano, eso de "soy Dios y hago todo".

Gorban: Dios no, el Christof de "The Truman show", no (se ríe). Todo tipo que estuvo más de cinco días en la TV sabe lo fácil que te golpeás. Me pasó estar en el control de "GH" haciendo el programa en mayo del 2007 cuando marcamos el punto más alto de rating de la TV desde que apareció el cable: 50,3 puntos, solo superado por Boca en la Libertadores o la Selección. Salí profundamente emocionado; me quedé con Rial y un par de chicos hasta el amanecer. Quince días después estaba en el control haciendo "GH famosos" y Boca marcaba 47 y nosotros, 6. Es un aprendizaje: ni era Dios en un caso ni era una mierda en el otro. Las dos noches volví a mi casa y me acosté, mi familia dormía como siempre. Empezás a sentirte un hombre de la TV cuando aprendes que te la pegas con la misma facilidad con que te la ganas. El éxito no suele ser tuyo porque no existe programa individual; todo es absolutamente colectivo.

Noticias: ¿Tinelli está obligado a ser Dios todos los años?

Gorban: Marcelo está un paso delante. Alguien me dijo que la responsabilidad como productor es darte cuenta de que la gente se va a a aburrir con algo cinco minutos antes de que ocurra. Marcelo se da cuenta cinco días antes. Tiene esa brújula emocional. Ya tiene 27 años en esto ha aprendido mucho y tiene para enseñar en siete universidades.

Noticias: ¿Hacia dónde va la tele? ¿Cada vez más nichos?

Gorban: Sí. Vamos hacia programas de no más de dos puntos de rating que no quiere decir que sean poco vistos. Hay público que mira por otro lado. Mi hija llega del colegio, hace las tareas y mira "Combate" en YouTube cuando ya terminó el programa.

De shopping

Medios: Perfil, La Nación Clarín, Página/12, NOTICIAS.

Restaurantes: Magendie, Don Battaglia.

Perfume: Carolina Herrera For Men.

Vinos: Rutini Cabernet Sauvignon, Alma Mora.

Celular: Samsung Galaxy.

Tarjetas: American Express, MasterCard.

Línea Aérea: Aerolíneas Argentinas.