En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+San Andrés

Actualidad

Sebastián Dates: Diálogo de Obama con jóvenes, una lección de democracia

"Quienes tuvimos la oportunidad de asistir al diálogo con Obama pudimos aprender y experimentar la cultura institucional estadounidense que, aun con sus limitaciones, es inmensamente larga, rica e intensa", consideró nuestro director de Desarrollo Institucional.

El diálogo de Obama con jóvenes en la Usina del Arte fue una experiencia única por varios motivos. No sólo por la oportunidad de escuchar a uno de los líderes más importantes del mundo, sino, sobre todo, porque se trató de una verdadera lección de cultura democrática.


Hasta los últimos instantes previos a la actividad, resultaba difícil creer que el presidente de los Estados Unidos estuviera dispuesto a mantener un diálogo abierto con una audiencia heterogénea, educada y no necesariamente complaciente. Muchos nos preguntábamos cómo estructurarían la dinámica para filtrar preguntas incómodas: si pedirían anticipadamente o por escrito.


Cuando en la Universidad de San Andrés recibimos la invitación para una veintena de estudiantes, lanzamos un concurso de preguntas sin ningún tipo de condicionamiento, y formamos un comité de selección para elegir las mejores. Ninguna de ellas era sencilla de responder. Abordaban temas de política interna de los Estados Unidos, la pendular relación con Latinoamérica y Argentina y desafíos globales como terrorismo, inmigración o cambio climático. Eran inteligentes y punzantes.


Al transmitir la lista de los alumnos seleccionados a la Embajada, algunos pensamos que, quizá, nos pedirían las preguntas por adelantado. No lo hicieron. Aceptaron la lista sin objetar ni condicionar nada.


Alguien podrá decir que la pregunta sobre Trump no fue respondida cabalmente, pero, en todo caso, fue solo una entre tantas. Otros podrán sostener que la ex presidente argentina, Cristina Fernández de Kirchner, se sometió a un ejercicio similar en Harvard, en 2012. Sin embargo, en la Usina del Arte no hubo ironías, ni reproches. Todo lo contrario: se palpaba un interés genuino por someterse a un juego democrático, que, en rigor, tenía más de democracia que de juego.


Quienes tuvimos la oportunidad de asistir al diálogo con Obama pudimos aprender y experimentar la cultura institucional estadounidense que, aun con sus limitaciones, es inmensamente larga, rica e intensa. No en vano nuestra Constitución y buen aparte de nuestra tradición institucional está inspirada en ella. Los seres humanos aprendemos experimentado en carne propia las experiencias de otros. A veces, las sociedades, también. Y el miércoles tuvimos la ocasión de aprender. Ojalá perdure.