En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+San Andrés

Actualidad

Agustina Blanco: “La docencia es de las profesiones más importantes que existen en la humanidad”

La Especialista en Mejora Escolar y Pedagogía de las Ciencias Sociales en la Escuela de Educación de San Andrés fue una de las oradoras que tuvo el “Human Camp Educadores”, que reunió a docentes y directivos de escuelas y universidades en el Pabellón 4 de Costa Salguero. La Universidad fue uno de los mains sponsors del encuentro.

Agustina Blanco dice que el camino profesional que decidió recorrer hasta ahora en la educación “no fue lineal”. Por ejemplo, podría unir en el mapa una escuela rural en Las Lomitas, Formosa; un colegio público en Port Chester, en el estado estadounidense de Nueva York; y un aula de Helsinki, la capital de Finlandia, “la Meca de la educación”. A la vera del camino entre los tres destinos los carteles que indican el rumbo podrían decir “excelencia”, “equidad”, “pasión”, “vocación”, “prestigio” y “esfuerzo”. Agustina, que es Especialista en Mejora Escolar y Pedagogía de las Ciencias Sociales en la Escuela de Educación de San Andrés, persigue cada una de esas cualidades.


“De chiquita siempre quise ser maestra”, reconoce frente a un público compuesto por educadores. Apenas comienza su exposición en el “Human Camp” avisa que se va a emocionar. El recuerdo de su abuela, directora de escuela pública, lo confirma. “Era una mujer de enorme convicción, ternura, sensibilidad y consecuente con sus principios”.


Sin embargo, su influencia pareció no alcanzar, porque a los 20 años Agustina comenzó una pasantía en un banco mientras estudiaba la Licenciatura en Administración de Empresas. Sin un “minuto de reflexión” a la hora de decidir su futuro profesional, le dijo “chau” a la docencia.


Pero el camino la llevó a Estados Unidos; a Port Chester, específicamente. Y a quedar frente a estudiantes de diferentes barrios de Nueva York, algunos latinos, otros de Europa oriental, y a dar clases. “Fue un enorme desafío y una gran satisfacción”, recuerda.


Su siguiente parada es la escuela rural Nuestra Señora de la Paz, en Las Lomitas, Formosa, a 1.380 kilómetros al noreste de Buenos Aires. Allí se encontró con la directora, Beatriz Campos, de quien destaca su “potencia” para transformar la educación de los alumnos que allí asisten después de viajar algunos kilómetros. En la escuela formoseña trabajó en la construcción del nuevo edificio y el fortalecimiento de la gestión. “Volvimos a nacer”, le dice Beatriz a Agustina, que después de darle un fuerte abrazo da un salto, y años más tarde, ingresa a un aula cualquiera en Helsinki, océano Atlántico de por medio, para comprobar el desarrollo educativo que tuvo el país nórdico en los últimos 40 años.


Hay algo en común, sin embargo, que vincula Port Chester, Las Lomitas y la capital de Finlandia: “La búsqueda de la excelencia educativa con equidad y calidad, y que todos los chicos logren educarse”.


“Tiene que ver con la convicción de que, con vocación y pasión, se puede hacer. En Finlandia el sistema lo garantiza; en la Argentina uno encuentra infinidad de docentes con ganas de lograrlo. Es un proceso que comienza cuando la sociedad cree que lo puede hacer”, asegura.


La docencia, finaliza Agustina, “es de las profesiones más importantes de la humanidad”. Por eso, “hay que devolverla al lugar que se merece”.


Agustina es, además, Directora Ejecutiva de Proyecto Educar2050, que tiene como objetivo principal incidir en política educativa y movilizar a la sociedad para el mejoramiento de la calidad del sistema en la Argentina.


Fue una de las oradoras que tuvo el “Human Camp Educadores”, que reunió a docentes y directivos de escuelas y universidades en el Pabellón 4 de Costa Salguero. En la misma jornada, durante la mañana, cientos de estudiantes secundarios de quinto año asistieron al “Human Camp Jóvenes” y escucharon charlas motivacionales.


La Universidad de San Andrés, por su parte, fue uno de los mains sponsors del encuentro.


Además de Agustina estuvieron en el “Human Camp Educadores” Bernardo Nante, presidente de la organización Vocación Humana; Melania Ottaviano, especialista en inclusión de TIC en Educación; Santiago Vázquez, creador del lenguaje de señas rítmicas; Silvana Corso, directora de Escuela de Educación Media Inclusiva; Christian Plebst, neuropsiquiatra y cofundador de Panaacea; y Moira Lowe, directora de Brahma Kumaris.


La presentación de los oradores estuvo a cargo de Federico Seineldin, cofundador y director de Njambre, un holding en el cual co-crean, cuidan y escalan empresas de innovación de impacto social/ambiental.