En contexto

Enfoques sobre la actualidad del país y del mundo

Comunicación Institucional

San Andrés en imágenes

Galería multimedia

+ San Andrés

Actualidad

La restricción a hinchas visitantes “acrecienta la violencia” en los estadios, según un estudio de graduados de San Andrés

Una investigación realizada por Germán Caruso y Julián Genoud, graduados en la Maestría de Economía de la Universidad de San Andrés (UdeSA), afirma que la medida evaluada por el Gobierno tras los últimos enfrentamientos entre barrabravas provocará “una clara reducción de la presencia de los hinchas pacíficos”.
La decisión de restringir el ingreso del público visitante a los estadios, que rige desde 2007 en el fútbol de Ascenso y que el gobierno nacional implementará en el próximo torneo Inicial de Primera División, no tendrá otra consecuencia que “darle mayor poder a las barra bravas”.

Así surge de un trabajo realizado por Germán Caruso y Julián Genoud, graduados en Economía de la Universidad de San Andrés (UdeSA), quienes evaluaron cualitativamente el efecto de la reducción en la capacidad permitida de concurrencia a las canchas a partir de un modelo simple de agent-based computational, el análisis de mundos virtuales y la interacción de sus agentes (individuos, organizaciones sociales, entidades, etc.).

Ambos lograron demostrar la hipótesis de que una medida de este tipo “conlleva un efecto negativo sobre la concurrencia de hinchas pacíficos, deteriorando aún más la calidad de los espectáculos y acrecentando la violencia en las canchas argentinas”.

Para eso dispusieron virtualmente en una tribuna una determinada cantidad de hinchas a los que llamaron genuinos, de barrabravas y de asientos vacíos (generados por la restricción en la venta de entradas). La intención era observar qué sucedía, a largo plazo, con la distribución final, en especial la de simpatizantes pacíficos.

El trabajo destaca, al respecto, que el hincha genuino desea concurrir al estadio para tomar parte en un buen espectáculo, una situación que representa con el estadio lleno y la posibilidad de estar rodeado de simpatizantes de su tipo, que no cometan desmanes ni generen violencia.

En función de sus objetivos, en cada partido el hincha genuino toma una de las siguientes acciones:

a) Permanecer como pacífico y disfrutar del espectáculo;

b) Abandonar el estadio y no concurrir más a eventos de esta índole;

c) Ser víctima del contagio producido por la masa de la barra y actuar violentamente como uno más de sus miembros.

“En general, la idea es que si hay muy pocos hinchas pacíficos a su alrededor, el individuo se comporta violentamente (contagiado por el efecto ‘manada’ o porque se encuentra relativamente solo, de manera de poder tomar el liderazgo en esa zona de la tribuna). En el caso de que haya pocos hinchas pacíficos, pero en suficiente cantidad como para no cometer desmanes, el individuo siente apatía por el espectáculo (sea por ausencia de fiesta o folcklore en las tribunas, o por actos violentos pero en forma moderada) y se retira del estadio. Por último, si existen varios simpatizantes pacíficos alrededor suyo, sigue concurriendo y disfrutando del espectáculo”, señaló el informe. 

El trabajo, difundido en el portal www.elautomataeconomico.com.ar , también destacó que debido a que el barrabrava sólo “desea concurrir al estadio para mantener los negocios y el poder que deriva de su pertenencia al club, y de su relación con los dirigentes”, entonces “genera conductas agresivas aunque siempre y cuando no se vea neutralizado por un número significativo de hinchas pacíficos".

"Si tal es el caso, se deberán comportar correctamente pues su accionar se ve repudiado. Pero el barra nunca abandona la cancha, pues cuenta con la protección de los dirigentes”, aseguró el estudio.

Matemáticamente, Caruso y Genoud comprobaron que si existe una mayoría de hinchas pacíficos alrededor de un barrabrava, el comportamiento de éste es mucho mejor. En cuanto a las localidades vacías en un estadio, los autores consideran que juegan “un papel importante como destructores del espectáculo y generadores de violencia. Por cada asiento vacío que exista –mencionaron-, el hincha pacífico empieza a perder el interés por el espectáculo, aumentando la probabilidad de tomar su correspondiente acción de abandonar el estadio y no concurrir más a eventos de este tipo”.

Con respecto al “rol que cumple como generador de violencia, lo hace en dos direcciones: por un lado, aumenta la probabilidad de que el hincha pacífico se comporte violentamente si toma el liderazgo en la zona de la tribuna al sentirse solo; y, por otro, aumenta el poder relativo de los barrabravas sobre los hinchas pacíficos, porque habrá menos probabilidad de repudiar sus acciones, y por ende menor probabilidad de que se comporten bien”.

El estudio resaltó, justamente, que en los operativos de seguridad dispuestos en los estadios los barrabravas “suelen estar rodeados por cordones de asientos vacíos”.

A medida que la restricción al ingreso de público visitante se hace más fuerte, “la interacción entre los pocos hinchas pacíficos que quedan y los barrabravas lleva a los primeros a comportarse violentamente o a retirarse del estadio. El problema aparece porque los barras son indiferentes ante la presencia de un asiento vacío: sólo se preocupan por llevar a cabo su negocio, y únicamente la presencia y repudio de varios hinchas pacíficos puede acabar con ello. Para los simpatizantes genuinos, el hecho de perder presencia relativa a la capacidad total del estadio (es decir, contando los asientos vacíos) les provoca pérdida de interés por el espectáculo, o contagio y comportamiento ‘en manada’”, resumió.

Y sostuvo: “Los resultados obtenidos manifiestan una clara reducción de la presencia de los hinchas pacíficos en la cancha a largo plazo a medida que la disposición aumenta. Más aún, se observa que la cantidad de barrabravas es creciente, lo que sugiere que habrá más violencia”.

(*) Germán Caruso es Licenciado y Magister en Economía de la Universidad de San Andrés. En la actualidad cursa su PhD en Economía en la Universidad de Illinois, Estados Unidos.

(*) Julián Genoud es Licenciado y Magister en Economía de UdeSA. Actualmente trabaja en Google en Silicon Valley (California) y tiene el sitio web de fútbol "Seamos Buenos Entre Nosotros" (sben.com.ar).