Alberto Fohrig, experto en la lucha contra el narcotráfico, analiza la designación de Aníbal Fernández como Ministro de Seguridad


Alberto Fohrig, experto en narcotráfico y ex funcionario del ministerio de Seguridad de la Nación durante la gestión de Patricia Bullrich, criticó la designación de Aníbal Fernández al frente de esa cartera y recordó que en su paso previo “la Argentina tuvo una serie de problemas muy significativos de criminalidad organizada, con casos muy emblemáticos como el Triple Crimen de General Rodríguez”. Y recordó que, durante ese período, se pasó de “un país de tránsito de drogas a uno donde se produce”.

Fohrig también fue muy duro al opinar sobre la ministra saliente Sabina Frederic y la gestión del presidente Alberto Fernández en materia de seguridad en los últimos dos años: “Lo que pasó fue una ficción por parte del Gobierno. Se cree que por no hablar del narcotráfico, porque se tiene una postura progresista, el narcotráfico deja de existir”. Y marcó el ejemplo del crecimiento de la banda narco Los Monos.

Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Oxford y director del Centro de Políticas Estratégicas y Asuntos Globales de la Universidad de San Andrés, Fohrig fue secretario de Coordinación, planeamiento y formación del ministerio de Seguridad, de 2016 a 2019. En diálogo con radio Mitre, habló sobre el nuevo ministro de Seguridad.

“Aníbal Fernández estuvo a cargo de las fuerzas de seguridad durante 6 años seguidos. En esos años, la Argentina tuvo una serie de problemas muy significativos de criminalidad organizada, con casos muy emblemáticos como el Triple Crimen de General Rodríguez”, explicó y dijo que “el aumento exponencial del ingreso de efedrina, que se usa para hacer drogas sintéticas, es decir, implicó la transformación estructural de la Argentina de un mero tránsito de drogas a un país donde se produce”.

Más allá de las opiniones, Fohrig planteó: “Hay un problema de hechos que ocurrieron durante la anterior gestión de Aníbal Fernández, en el ministerio de Interior y, luego, en el de Seguridad que, me parece, que son muy preocupantes en relación a lo que puede ser su futura gestión”.

Y así volvió Triple Crimen de General Rodríguez, el caso resonante sobre los homicidios de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, ocurrido en 2008 y vinculado al tráfico de efedrina: “Hay datos en donde aparecen en el expediente judicial menciones elípticas a alguien denominado La Morsa”, dijo sugestivamente Fohrig, en relación al también apodo de Fernández.

“Uno de los presos por haber participado en ese Triple Crimen mencionan como vinculado al episodio una persona de bigotes prominentes al que denominaban La Morsa, un signo de interrogación no saldado respecto a las ramificaciones institucionales en aquellos años”, deslizó el experto.

Y entonces, recordó comerciales televisivos sobre la campaña de 2015, donde Fernández fue uno de los candidatos a Gobernador por la provincia de Buenos Aires, cargo que se adjudicó María Eugenia Vidal, por entonces. “No sólo de Cambiemos sino de Felipe Solá, donde hablaban específicamente de Aníbal como un problema para la seguridad bonaerense. Lo hacían sus propios compañeros de partido, la Iglesia y el electorado, que no lo votó”.

Como especialista en narcotráfico, Fohrig se explayó sobre la política nacional de la gestión del Frente de Todos. “Lo que pasó fue una ficción por parte del Gobierno. Se cree que por no hablar del narcotráfico, porque se tiene una postura progresista, el narcotráfico deja de existir. Y lo que hemos visto en estos dos años son cosas enormemente preocupantes, que no están expuestas a la luz pública”.

Así, detalló la “ramificación” de la banda narco Los Monos “hacia otras geografías del país”. Y siguió: “Han detenido a lugartenientes en Moreno, municipio donde hay una explosión de violencia e inseguridad asociada al narcotráfico. Los Monos también se movieron, mientras tanto, hacia la venta de protección y la extorsión en todo Rosario: ya no es solo el negocio del narco, comerciantes de otros rubros son extorsionados y obligados a pagar un canon a esta organización criminal que es dirigida, esto es increíble, desde la cárcel”.

Y continuó: “El señor (Guille) Cantero tenía instalado un teléfono de línea en su celda, eso fue requisado y a las dos semanas, nuevamente, tenía un teléfono privado para hacer home office. Algo que confesó ante el juzgado, cuando dijo que se dedicaba a amenazar y meterles balas a fiscales y jueces”.

También Fohrig criticó la “retirada integral del Gobierno Federal de la seguridad del país”. Y volvió a poner como ejemplo a Rosario. Así, recordó que, durante la gestión de Bullrich en la cartera de Seguridad, “en 2017 y 2018, bajaron 32 % los homicidios, a niveles que se retrotrajeron al 2000, de relativa calma, porque había 3.300 efectivos de las fuerza federales”.

E hizo un paralelismo con la actualidad, refiriéndose a que hace unos días: “La ministra saliente Frederic dijo que iba a mandar 180 (efectivos), lo cual para cualquier rosarino es un chiste, porque recuerdan que cuando se tranquilizó la ciudad fue porque había una gran cantidad de fuerzas federales”.

Y se adentró en la crítica al gobierno de Alberto Fernández: “Creyó que hacer política era hacer política contra la Ciudad de Buenos Aires y, entonces, rápidamente retiró las fuerzas federales tratando de ahorcar el presupuesto de seguridad”. Y agregó que hizo “dos movimientos” en contra de la administración porteña: “Le sacó la plata y la fuerzas federales, una verdadera extorsión en términos políticos”.

Así, para Fohrig, el retorno de Aníbal Fernández a la cartera de Seguridad y al Gobierno, es porque “es una persona con capacidad de argumentación que llega a la inverosímil”. Y agregó: “Dijo barbaridades, como que Argentina tenía menos pobreza que Alemania, que la inseguridad era una sensación, un problema de la clase media pacata”.

Y concluyó que con su llegada, la administración del Frente de Todos muestra “una capacidad nula de innovación”. “No tiene cuadros nuevos y por eso recurre a cuadros desgastados ante la opinión pública, como es el caso de Aníbal, y desnuda el agotamiento del proyecto”.

¿Qué valor le agrega Aníbal Fernández a la gestión, entonces? “Una política tradicional vieja, con capacidad de chicana y de burla y sin profundizar en la solución de ninguno de los problemas que tiene la Argentina, que son gravísimos en materia de seguridad”, sintetizó.

Así, cerró con un concepto sobre el apoyo hacia Aníbal Fernández de Sergio Berni, titular de la Seguridad en la provincia de Buenos Aires y quien fue muy crítico de la gestión de Frederic. Fohrig dijo: “Creo que tiene una capacidad de acordar temas distinta a la que tenía Frederic”.

Y concluyó: “Lo de Frederic fue muy pobre: no es un juicio ideológico sino una incapacidad de gestión. Creo que Berni busca tender puentes para hacer acuerdos que habrá que ver qué resultados tiene para la Argentina”.

 

 

Infobae
21 de Septiembre de 2021