Miguel Ángel Boggiano: Aerolíneas Argentinas, la que más pierde en la región


Miguel Ángel Boggiano
Aerolíneas Argentinas: la que más pierde en la región
Existen más de 2000 lineas aéreas en el mundo, que operan más de 23.000 aeronaves y proveen servicios a más de 3.700 aeropuertos. Se estima que en la actualidad el total de vuelos anuales asciende a 43 millones, lo que representa el transporte de 3.000 millones de pasajeros. Las ganancias de las lineas aéreas han experimentado una gran volatilidad en los últimos 15 años, siendo estas dependientes de dos factores principales: el ciclo económico mundial y el precio del petróleo. América Latina no es ajena a este fenómeno. Por eso, para comparar los resultados de las lineas aéreas, computamos el acumulado de los últimos 5 años. De las 6 grandes lineas de América Latina, Aerolíneas Argentinas es la que más pérdida ha acumulado. Copa Airlines, que tiene su centro de operaciones en Panamá, es la líder de la región. Siguiendo de cerca a los malos resultados de Aerolíneas Argentinas tenemos a la brasilera Gol. Es para destacar que Aerolíneas Argentinas es la única de las lineas aéreas que perdió dinero en cada uno de los años bajo análisis. Quizá una defensa es que la tendencia parece indicar que la empresa está perdiendo cada vez menos. Algunos comentarios finales a destacar: Desde la fusión entre LAN y TAM, la nueva empresa llamada LATAM no ha hecho otra cosa que arrojar pérdidas. Desde 1979 a la fecha, sólo en los Estados Unidos, 53 lineas aéreas entraron en concurso preventivo (Chapter 11). Entre los casos más salientes se encuentra la quiebra de PanAm y de Eastern, que no consiguieron salir del concurso preventivo. American Airlines, United Airlines, US Airways y Delta Airways consiguieron emerger dos veces del concurso preventivo (Chapter 11). American Airlines hacia fines de 2013. Recalde defiende los subsidios del Estado diciendo que en el neto Aerolíneas Argentinas le transfiere dinero al estado. Pero esto es engañoso: a los efectos prácticos es como si el Estado le estuviera perdonando pagar las cargas sociales y diferentes tasas e impuestos que cobraría de seguro, en caso de que la empresa fuera privada. Conclusión: Está a la vista que el negocio de las lineas aéreas no es sencillo. Las presiones de los gremios, el ciclo económico de cada país y el costo del combustible hacen que sea un negocio altamente inestable y difícil de manejar.
Fortuna
Miguel Ángel Boggiano
07 de Agosto de 2015
Finanzas