Rodolfo Rossi: El desafío de atravesar once provincias corriendo


Rodolfo Rossi
El desafío de atravesar once provincias corriendo

La ruta 40 es la carretera nacional más larga del país, atraviesa once provincias y tiene una extensión de 5140 kilómetros.

El viaje en auto desde Puerto Williams (Santa Cruz) hasta la Quiaca (Jujuy), principio y final del tramo, llevaría unas 50 horas. Imaginar cuánto tiempo llevaría transitarla corriendo cansa de sólo pensarlo. Pero siempre hay una persona dispuesta a todo, alguien que no se espanta ante semejante desafío y que se dispone a explorar sus propios límites.

Rodolfo Rossi es argentino. Está casado, es padre de dos hijos, hoy cumple 40 años. Se dedica al e-commerce. Pero lo que más le apasiona es correr. No se conforma con carreras de 5 o 10 kilómetros, muy de moda por estos tiempos.

Tampoco, con la media maratón o la maratón original, de 42 kilómetros. Rossi es ultra maratonista profesional, lo que significa que suele recorrer distancias de 50 o 100 kilómetros. Rossi tuvo el sueño de cruzar a pie de punta a punta la Argentina hace 17 años mientras realizaba una de sus giras de venta para la empresa textil donde trabaja.

"En 1998, cuando estaba preparando mi primera maratón, por cuestiones de trabajo viajaba dos veces por año por el país y hacía giras de venta. Tenía muchos tramos por la ruta 40 y me imaginaba recorriéndola de norte a sur, pero no estaba preparado todavía", cuenta a LA NACION.

Rodolfo es ultra maratonista profesional y eso significa que suele recorrer distancias de 50 o 100 kilómetros. Los años pasaron, pero su pasión por correr esa ruta no se detuvo. Rossi participó de numerosas ultra maratones mientras su sueño estaba intacto.

Hace dos años decidió ponerle fecha a su desafío de atravesar la ruta 40: lo concretaría el 17 de agosto de 2015. "Todo arrancó como una meta deportiva. Pero se fue sumando gente y planteamos la idea de transmitir el mensaje de que todo sueño es posible si se realiza con pasión y nosotros consideramos que los sueños para hacerse realidad necesitan de un vehículo y un medio.

Y a nuestro entender ése es la educación. Por eso decidimos convocar a ONGs educativas e intentar generar recursos para ellas", explica. Rossi recibió aportes de sectores privados y de organismo públicos, todos destinados a las fundaciones Ruta 40 (que se dedica a ayudar a chicos), Desarrollo a través del Deporte (focalizado en adolescentes) y Beca Abanderados Argentinos de la Universidad de San Andrés. Este maratonista se estuvo entrenando toda su vida para esto. Corre desde que era pequeño.

El sabe que la preparación para un desafío como el que se propone, que le llevará dos meses y medio, es vital: "Lo principal es la acumulación. Corro hace 30 años y ya llevo más de 120 mil kilómetros corridos. Eso te genera una base. El cuerpo tiene memoria y luego puede soportar retos bastante altos". También destaca la importancia de la buena nutrición y realizarse un tratamiento para contrarrestar la altura en la región de la Puna. Rossi señala que trabajar la parte física es fundamental para este tipo de hazañas, pero hay un factor aún más importante: el apoyo de los familiares y amigos. "Sin mi familia y mi equipo de trabajo sería imposible. Me voy dos meses y medio y mi mujer se queda con mis dos nenes, que van a primer y segundo grado. Sin su apoyo sería muy difícil lograrlo", dice.

"Mi sueño es llegar y abrazarme con mis papás, justo mi viejo cumple 80 en septiembre y nos prometimos juntarnos en Bariloche. También, encontrarme en Ushuaia con mi hermana, mi mujer y mis hijos. Pero sobre todo espero que, cuando esto termine, hayamos contribuido al objetivo más importante: que más chicos puedan tener una educación".

ONGS EDUCATIVAS - Fundación Ruta 40 (niñez): Su misión es contribuir al desarrollo integral de las escuelas rurales situadas próximas a la ruta 40. - Fundación Desarrollo a través del Deporte (adolescentes): Su misión es acompañar el proceso de crecimiento de los jóvenes en riesgo, transmitiendo valores a través del deporte. - Beca Abanderados Argentinos de la Universidad de San Andrés (jóvenes): Su misión es crear incentivos para que aquellos alumnos secundarios con compromiso con el estudio, puedan continuar su formación en esa universidad. Para quienes quieran colaborar, pueden ingresar en este sitio. http://www.idea.me/corre40

La Nación
Rodolfo Rossi
12 de Agosto de 2015