#ALasAulas: lanzan una campaña para hacer de la educación la prioridad del 2021

Un gran número de organizaciones de la sociedad civil, instituciones y cámaras del sector se unieron en torno a esta iniciativa que espera reunir a millones en torno a un tema que atañe a todos los argentinos

“Esta campaña surge por iniciativa de un grupo de organizaciones a partir de los grandes desafíos que nos deja la pandemia”, explicó a Infobae Ignacio Ibarzábal, director de Argentinos por la Educación.

Luego de un 2020 en que Argentina batió el récord de casi un año completo sin clases asistenciales, surge esta convocatoria desde la sociedad civil, dirigida a todos los argentinos.

“Básicamente, el 2020 demostró que la escuela es irremplazable -dice Ibarzábal-. Lo que más nos preocupa es el aumento de la desigualdad. Las clases virtuales no alcanzan para reemplazar la presencialidad, sobre todo en los hogares más desfavorecidos, donde es más difícil el acompañamiento por parte de los adultos y faltan condiciones de conectividad, acceso a dispositivos, etc.”.

Un alto porcentaje de estudiantes está en riesgo de abandono el año próximo, advierte. Y hay otros temas sensibles, “como la merma en los aprendizajes o en la salud emocional de los chicos”. “Por todas estas razones, consideramos que es fundamental priorizar la educación en 2021. Esto implica que trabajemos en conjunto para que la presencialidad sea posible. Y para que cada vez que no sea posible, haya un plan claro para cada situación.”

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada (ADIDEP), Conciencia, ADIRA, Argentinos por la Educación, Cimientos, el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP), Enseñá por Argentina, Establecimientos Privados Educativos Asociados, Fe y Alegría, Fundación Argentina María Montessori, Fundacion Bemberg, Fundación Convergencia, Fundación Noble, Fundación Werthein, Hablemos de Bullying, IDEA, Junior Achievement, Latina, Red de educadores innovadores, Voy con vos son algunas de las 80 organizaciones que lanzan esta iniciativa.

“Nuestro llamado está dirigido a todos los argentinos -dice Ibarzábal-; busca fortalecer el compromiso de la sociedad civil con el futuro de la educación en el país. El espíritu de la campaña es que la ciudadanía se una para participar y transmitir el mensaje a toda la sociedad de que la educación debe ser una prioridad en 2021, con clases presenciales siempre que las condiciones epidemiológicas y sanitarias lo permitan, y trabajar para que tengamos un plan para cada lugar y circunstancia.”

Además de convocar a todos los interesados a adherir con su firma en www.alasaulas.org., irán desarrollando distintas acciones, “siempre con espíritu constructivo y de unidad”.

“Estamos explorando crear un semáforo escolar colaborativo, para poder seguir en tiempo real la evolución de la situación epidemiológica en cada municipio o departamento del país”, dice.

Antes que un reclamo a las autoridades, es una convocatoria a todos los argentinos a actuar. En palabras de Ibarzábal: “Esta campaña es propositiva. La presencialidad la construimos entre todos. Gobiernos, docentes y familias están trabajando con la idea guía de la presencialidad para 2021. En ese sentido, el mensaje de #ALasAulas apunta a visibilizar el apoyo de la sociedad civil y de la mayor cantidad de argentinos posible para priorizar la educación. Es momento de tirar todos para el mismo lado”.

.“Este año conocimos muchísimas historias de docentes, directivos, autoridades, familias y jóvenes haciendo un enorme esfuerzo para sostener las trayectorias educativas, dice por su parte Anabella Serignese, directora de programas en Asociación Conciencia. También reconocimos un motor de participación que se puso en funcionamiento, ciudadanos que en silencio realizan su aporte. Esta campaña busca visibilizar estos esfuerzos, alzar estas voces y unir de manera constructiva a la comunidad, siendo muy conscientes de que no existe un solo camino a recorrer para el regreso a la presencialidad en las aulas, y de que las soluciones deben construirse de manera colaborativa”.

“Si hay algo para rescatar de este momento tan duro, es que como sociedad nos dimos más cuenta que nunca del valor de la escuela presencial, de la necesidad de que los chicos estén en las aulas. La presencialidad ayuda a que todos los chicos puedan estar durante al menos unas horas por día protegidos y con el foco puesto en el aprendizaje, y es un espacio esencial de contención emocional. Por eso es tan importante que el 2021 comience con una vuelta a la presencialidad, de manera segura y garantizando las condiciones edilicias y sanitarias para la vuelta. Necesitamos poner a la educación presencial como prioridad”, plantea Melina Furman, investigadora del CONICET y profesora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés.

 

Martes, Diciembre 22, 2020