Bonos y acciones argentinas: culminó una semana de fuertes bajas


El Cronista
Germán Fermo

Ansiedad. Probablemente las bajas considerables observadas en ADRs y bonos soberanos argentinos durante la semana pasada describen a un mercado internacional que nos reclama la denición de un sendero de razonable certeza y consistencia temporal en los siguientes cuatro frentes: scal, monetario, cambiario y sendero de recuperación esperado de la economía real. A estos reclamos de índole local se le suma un mercado internacional en pico de ansiedad que desde inicios de septiembre comenzó con una fuerte tendencia correctiva para el mercado de acciones norteamericano presa de tres fuentes de notable incertidumbre: 1) indenición de un nuevo paquete scal en USA a pesar de los reclamos de la FED, 2) el desconcierto todavía de una fecha razonablemente conable para la aprobación de una vacuna que comience a desterrar el Covid19 de manera permanente,
3) elecciones en USA en noviembre. Negatividad. En este entorno, ha sido signicativo el castigo a bonos y acciones argentinas en lo que fue una de las semanas más violentas del año, un año que ningún humano podrá olvidar independientemente del país de turno en donde nos haya tocado navegar esta pandemia infernal e impensada que por momentos nos hace sentir incluso, que será eterna. En este contexto de “locura mundial”, analicemos algunos comportamientos del mercado argentino. El ADR de Banco Galicia, uno de los instrumentos más líquidos en USA, culminó la semana 6% negativo y eso es contando un rally histórico del jueves donde raleó 12%. Al cierre del pasado miércoles, GGAL ADR, llegó a estar 14% negativa, luego dicha negatividad se neutralizó parcialmente con un jueves de voluptuoso rally con subas de 12%, terminando la semana al 6% en rojo. Similar patrón de altísima volatilidad mostraron otros papeles como BMA e YPF. Mirá también Cuál fue el nivel de pobreza, presidente por presidente, desde el regreso de la ... POR FRANCISCO LLORENS
Riesgo país. Del otro lado de la ecuación vienen los amantes bonos soberanos que se estrenaron solamente hace dos semanas y en este breve lapso, han exhibido más acción que un bono japonés en 100 años de historia. Desde su amante estreno, Argentina 2030 está 22% negativo. Del otro lado de la curva, Argentina 2046, el bono más largo que tenemos actualmente está 17% negativo. De esta forma, la parte corta de la amante curva soberana argentina rinde hoy en día 14,50% y la parte larga se ubica en yields del 13%. En un mapa comparativo mundial, antes de la Argentina, el soberano que exhibe el mayor riesgo país es la República del Congo que actualmente rinde en su aparte corta 13%. De esta forma, Argentina muestra un riesgo país que supera al del Congo por 150 puntos básicos convirtiéndonos por el momento en el emergente de mayor riesgo país en el universo de bonos soberanos. Inversión de curva. Otro detalle signicativo a remarcar es que la pendiente de la amante curva de yields soberana argentina se ha invertido recientemente, exhibiendo una negatividad aproximada de 120 puntos básicos. Resulta útil en este contexto remarcar la diferencia conceptual que existe entre una inversión de la curva de yields en dólares de un país emergente respecto a la inversión de la curva dólar en Estados Unidos. Cuando en Estados Unidos se invierte su curva de tasas, las tasas cortas son más altas que las largas. Esta negatividad normalmente se reere a un mercado que anticipa una recesión y dicha recesión contagia al costo de oportunidad a largo plazo, deprimiéndolo respecto al presente, de ahí la negatividad de pendiente. El mercado anticipa una futura falta de crecimiento que ejerce efecto en las tasas largas enfriándolas respecto a las tasas cortas.
Emergentes. Sin embargo, en países emergentes la inversión de la curva de tasas en dólares tiene un signicado totalmente distinto. En este caso, los bonos cortos rinden en dólares más que los largos lo cual implica que de alguna manera el mercado comienza a descontar mayor riesgo potencial en el corto plazo y eso parecería ser lo que el mercado comenzó a revalorar durante la semana anterior en donde la curva de yields de bonos argentinos se invirtió muy rápidamente.  En este contexto de alta incertidumbre local e internacional, se nos viene una semana que puede tener un impacto muy sustancial en la dinámica de precios de ADRs argentinos y también en bonos soberanos, provinciales y corporativos. Las distintas decisiones que eventualmente tome la Corte Suprema de Justicia de la Nación si ese fuese el caso, impactarán seguramente en los niveles de precios de ADRs argentinos y yields de los bonos en sus distintas especies. Es muy probable entonces que la semana que comienza hoy lunes estará al igual que la anterior plagada de volatilidad e incertidumbre. Esta incertidumbre también contagió a la curva de bonos corporativos en dólares los cuales también marcaron ajustes relevantes.
Las tres fuentes de incertidumbre internacional. Esto a la vez se suma a un contexto internacional que también está repleto de dudas. Tres eventos cuyo resultado nal probablemente conozcamos recién a nes del 2020, al día de hoy son ampliamente desconocidos con una consecuente inuencia en los niveles de volatilidad en mercados internacionales. Primero, la eterna disputa entre demócratas y republicanos respecto a la aprobación de un segundo paquete scal que de acuerdo a la declaraciones del Presidente de la Fed, Jerome Powell, es absolutamente necesario, se viene haciendo esperar hace semanas ya contribuyendo a un mes de septiembre plagado de negatividad y sumo dolor en équity norteamericano. Segundo, la existencia o no de una vacuna que comience a ponerle nal a esta interminable pesadilla virósica, lejos está todavía de conocerse. Tercero, se nos vienen ya las elecciones norteamericanas de noviembre de este año. Hacia nes de este año calendario dichos tres eventos serán totalmente revelados despejando tres enormes fuentes de incertidumbre que seguramente marcarán el primer semestre de un 2021 que promete ser tan bestial y volátil como este 2020. Imposible relajarse ni un solo instante.

El Cronista
Jueves, Octubre 1, 2020
Finanzas