Charly Alberti brindó una conferencia sobre el cambio ambiental global


Charly Alberti brindó una conferencia sobre el cambio ambiental global y sus efectos

Charly Alberti creó Revolución 21 (R21) tras comprender la profundidad de la crisis climática y los desafíos y oportunidades que ésta presenta para Latinoamérica. Aprovechando su capacidad para alcanzar a millones de personas, el baterista de Soda Stereo decidió lanzar su propia fundación y así difundir la situación ambiental global.

Junto a él trabaja un grupo de profesionales consagrados en sus respectivas áreas de experiencia. Cada uno de ellos comparte la visión de futuro sustentable. R21 cuenta, además, con tres directorios de excelencia integrados por los científicos, empresarios y políticos más prestigiosos de América Latina y el mundo. Estos profesionales brindan su apoyo y conocimiento, a la vez que ayudan a diseñar estrategias efectivas. Su misión es contribuir al desarrollo sustentable del continente a partir de la educación sobre el cambio ambiental global y la generación de acciones de mitigación y adaptación que prueben que es posible construir una región que crece, revaloriza y preserva sus recursos naturales.

Charly presentó su iniciativa a los estudiantes de la Universidad, pero antes brindó la siguiente entrevista:

+ San Andrés: ¿Qué rol les cabe a las instituciones educativas ante esta situación a la que  calificás de “flagelo ambiental”?

Charly Alberti: Entiendo que hay algunas, principalmente en el ámbito privado, que les dan mucha más importancia al tema. Que al ser independientes, en algún punto, desarrollan programas y brindan información e iniciativas. En el ámbito estatal se habla algo pero todavía sigue siendo tenue. Creo que la educación es fundamental y es lo que yo hago. Podés llamarlo concientizar o como quieras, pero al final es educación. Me dediqué a educar porque creo que es la única forma por la cual nosotros podemos enfrentar éste que es el mayor problema de la humanidad. Es la única forma que tenemos para que la gente empiece a entender que lo que está pasando no es una casualidad, que no es culpa de un proceso natural sino que está provocado por el ser humano. Los mejores científicos del mundo lo han avalado. Creo que esta instancia de generar conciencia de forma individual como la que estoy haciendo en algún momento debería pasar a ser un tema de debate nacional. Y, en tal sentido, la educación tiene que cruzar todos los grados, desde el jardín de infantes y la primaria. A veces son los propios maestros los que toman acciones por convencimiento propio, pero están faltando herramientas. Hace un par de años el Ministerio de Educación había hecho un manual sobre el tema que algunos científicos lo calificaron de excepcional por la calidad del contenido. Sin embargo, nunca fue entregado. Hubo un tremendo lobby político y de empresas, así que nunca lo entregaron. El otro día, justamente, publiqué un link en el que se puede bajar el pdf. Las cosas que llegué a leer en ese manual son geniales. De golpe contás con buenas iniciativas pero se ven frenadas al final por estos intereses que son los que hoy están impidiendo que la gente sepa la verdad.

+ San Andrés: En tu recorrido con R21 te habrás reunido con funcionarios de diferentes instancias. ¿Reconocen como grave el problema que vos planteás?

Charly Alberti: Algunos sí y otros no. Mi acción abarca dos caras muy claras. Una, la pública que directamente está vinculada con el poder de alcance a las personas que tengo por lo que represento a través de Soda Stereo a nivel local e internacional. Llego a personas de mi edad pero también a más grandes y más chicos, algunos de 12 y 13 años que son realmente muy fans de Soda. Ese es mi impacto directo en el público masivo. Paralelamente tengo otro trabajo que es tratar de convencer a políticos y empresarios de que hay otra forma de actuar y de hacer negocios, porque en definitiva todo esto se centra en “no me es rentable” o “pierdo plata”. Y no es así: estamos en un momento de la historia de la humanidad donde vamos a tener que cambiar muchas cosas y somos la generación que lo va a tener que enfrentar. No tenemos 25 o 100 años de tiempo para decidir. Lo importante es que los chicos entiendan que hay otra forma de actuar y que son ellos los que se tienen que convertir en héroes del siglo XXI generando la transformación, las legislaciones y los nuevos negocios. Yo tengo amigos que tienen empresas que han tomado el camino de la sustentabilidad y le resulta muy rentable. La sustentabilidad habla de hacer buenos negocios. Debemos resolver los temas ambientales fundamentalmente haciendo negocios y teniendo a la sociedad como parte clave de este componente.

+ San Andrés: ¿Desde R21 te vinculás con otras organizaciones ambientales y vecinales, por ejemplo?

Charly Alberti: En todo este proceso somos un gran equipo. Puedo estar en desacuerdo con algunos procederes, pero siempre voy a estar del mismo lado de la vereda que ellos, no lo duces. Lo que sí puedo ser, y muchos lo entienden así, es un nexo con la otra parte. A muchos se les hace imposible sentarse con un político, hablar a una concurrencia de miles de personas o ir a un programa de televisión. Entendí que este es un momento de transición en el que uno tiene que sacar los dientes y ponerse firme, pero también entender que tiene que haber una transición. Me encantaría hoy irme a dormir y mañana despertarme en un mundo sustentable, pero no va a pasar. Esos son los procesos a los cuales uno tiene que saber descubrir y apostar. Porque esto lleva un cambio y necesitamos ir adaptando y ajustando las cosas. En algún momento va a tener que pasar porque habar de sustentabilidad es hablar de lógica. Justamente del modo en el que estamos procediendo es ilógico. Entonces hay un tiempo de transición y yo me paré en ese lugar. Hablo con los ambientalistas, los entiendo a todos, pero a veces les digo: “Cortemos un cambio. Todo eso que criticamos no debería pasar, es verdad, pero ahora qué hacemos”. Si, por ejemplo, tengo que generar una acción de reforestación siempre apoyaré a esas entidades, que lo hacen mejor que yo, lo entienden mejor y tienen la gente para hacerlo. Yo me planto en ese lugar.

+ San Andrés: ¿En qué momento tomaste la decisión de encarar este proyecto?

Charly Alberti: Nací en una casa en la que había perros, gatos y caballos, y también mucho amor a las plantas. Me eduqué ahí. Tenía un padre músico y una madre artista plástica. No se hablaba de sustentabilidad ni de medio ambiente, pero se amaba el entorno. Siempre me preocupé por el tema. De hecho cuando Greenpeace llegó hace 30 años a la Argentina fui uno de los primeros artistas que se acercó a preguntar en qué podía colaborar. En ese momento era “Salvemos a las ballenas” y lo veía como muy lejano y poco participativo, pero siempre tuve el interés. En 2004, después de vivir un tiempo en Estados Unidos, volví al país interiorizado en el tema del cambio climático. Sin ser un experto me preocupaba, y entonces me pareció que la entidad para apoyar era Parques Nacionales. Un poco lo hice sensibilizado por un lugar que pude comprar en el sur. Me dije: “Quiero defender esto y me parece que hay que pensar otras formas”. Un día viene un conocido y me dice: “Estoy cerca de Al Gore, que había sido vicepresidente de Estados Unidos entre 1993 y 2001. Quiere llevar su mensaje a Latinoamérica, le hablé de vos y le encantaría conocerte. Te invita a Estados Unidos”. Fui a una reunión que anualmente hace para los miembros de su fundación. Llegue a un auditorio, estaba él con la gente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). Era como La Meca. Pasó su conferencia y cuando terminó me dije: “Estamos en el horno”. Ahí hice un clic. Son cosas que pasan que te hacen reaccionar aun estando metido en el tema. Me angustié. Pensé que no tenía que haber estado allí nunca en mi vida, pero en realidad era lo que me faltaba para ponerme la camiseta y salir por esto. Y así fue. Trabajé un año y medio con él y entendí varias cosas: que Latinoamérica necesitaba un mensaje propio, otra forma de ser comunicada, que fuera más joven y menos prejuiciosa; entendí que el problema eran las personas pero que también son la solución; incorporé el mensaje de una Latinoamérica sustentable porque como continente tenemos ventajas que nadie te las dice o, por lo menos, no las ponen a la luz. Tenemos todos los recursos, entonces por qué no somos el futuro. Traté de tener un pensamiento propio y convoqué a los mejores científicos de América Latina, que no estaban reunidos en una misma fundación. Otra cosa que me pasó es que veía mucho rechazo cuando hablaba “en nombre” de Al Gore; la gente, por ser político, no lo quería o no lo entendía. Y, en realidad, es un señor al que le pasó lo mismo que a mí y a muchos: un día la cabeza le hizo clic y cambió. A veces a la gente le cuesta mucho entender que vos podés cambiar en cualquier instancia de tu vida. En el caso de los políticos y los empresarios se les hace más difícil porque se cree que lo que buscan es una oportunidad de hacer nuevos negocios. Hoy estoy 90% de mi día trabajando en esto. Me comí algunos palos por inexperiencia o por maldad de la gente, pero es parte del proceso que requiere llevar esto adelante.

+ San Andrés: ¿Qué mensaje les darías a los más jóvenes acerca de la problemática ambiental?

Charly Alberti: Que se puede cambiar pero que el momento es ahora. Que son ellos los que van a tener que continuar lo que empezamos nosotros y que no hay mucho tiempo. Que no piensen que esto lo van a arreglar sus nietos. Días atrás una de las  nuevas autoridades del IPCC dijo: “Somos la última generación que puede hacer algo por el planeta”. Ni siquiera los chicos: somos nosotros. Los procesos se aceleran.

Media Folder: 

Datos sobre Revolución 21

“En R21 creemos que se puede construir una América Latina sustentable. Esto implica construir una sociedad con mayor respeto hacia el planeta y en consecuencia, hacia nosotros mismos. Pero este mundo sólo puede hacerse realidad si los ciudadanos se involucran”.

“R21 no es sólo una fundación. Es un movimiento. Es la suma del compromiso de los mejores científicos de la región, de los más comprometidos profesionales y de la comunidad”.

“En R21 creemos que la solución al problema del cambio ambiental global reside en re-evolucionar nuestro pensamiento: dejar atrás las ideas del siglo XX –de crecimiento sin límite a costa de la devastación del planeta- para saltar hacia el nuevo pensamiento del siglo XXI. Sólo ésta evolución será la que podrá generar una América Latina sustentable”.

“Pero no podemos hacerlo solos. R21 te necesita en su equipo. Tu rol es importante. Al hablar con tus amigos y familiares; al sumarte a las acciones de R21; al apoyarnos, te conviertes en nuestro vocero y aliado”.

“El cambio ambiental global es el mayor problema que hoy enfrenta la humanidad. Es más grave que la pobreza, el hambre, las enfermedades, ya que pone en riesgo la existencia de la raza humana. Y las consecuencias no ocurrirán en 100 años, como se creía, sino en las próximas décadas”.

“El cambio Ambiental global es la sumatoria de todas las acciones destructivas que el ser humano genera sobre el planeta”.

“El tomar conciencia de esta realidad puede producir temor y desesperanza, pero hay que superar estas reacciones y tomar una actitud activa. Porque el cambio, depende de nosotros, ya que si trabajamos todos juntos, podemos lograrlo”.

“El mejor ejemplo de lo que podemos conseguir si nos ponemos de acuerdo y trabajamos por una causa común, es lo que sucedió con el agujero de la capa de ozono. En los ochenta, se creía que esta problemática no tenía solución, y sin embargo, logramos revertir la amenaza. Una de las principales causas del Cambio Ambiental Global, además de nuestro actual nivel de consumo, en especial de combustibles fósiles, es la deforestación, actividad que se desarrolla sin los controles pertinentes en toda Sudamérica. Es nuestra responsabilidad, como Latinoamericanos, preservar nuestros recursos naturales. Nuestros bosques, glaciares, ríos, y selvas desempeñan un rol fundamental en el equilibrio de nuestro planeta”.

“Tenemos la obligación moral de resguardarlos. Además de reducir nuestro actual nivel de consumo energético y de recursos, debemos implementar sistemas de producción sustentables y de energías renovables que tengan la capacidad de satisfacer nuestras necesidades sin provocar desequilibrios en el planeta. Exijamos a nuestros políticos que se ocupen de este tema”.

“Tenemos la última palabra, que se manifiesta a la hora de elegir a nuestros dirigentes. Elegí a quienes incluyan en sus propuestas el desarrollo sustentable y el cuidado del medio ambiente. El Cambio Ambiental Global es un problema de todos. La única forma de lograr el cambio, es trabajando juntos”.

Media Folder: 

* Las fotos utilizadas pertenecen a R21

Viernes, Septiembre 4, 2015
Medio Ambiente