Crearon vehículo para niños con discapacidad motriz y ahora apuestan al exterior

Se trata de una startup conformada por jóvenes que estudiaron en Santa Fe y crearon un bipedestador que permite la movilidad en niños y adolescentes. Ahora buscan realizar su primera exportación en Latinoamérica

GiveMove es una empresa de soluciones innovadoras en movilidad y autonomía para niños y adolescentes con problemas motrices que logró afianzarse a nivel nacional a partir de su dispositivo BipMov, un bipedestador motorizado que permite caminar de manera independiente a quienes sufren este tipo de patologías. Con un corto pero intenso recorrido, acaban de lanzarse a construir su propia fábrica que estará ubicada en la localidad de Oro Verde, provincia de Entre Ríos, con la idea de seguir abasteciendo al mercado interno y realizar las primeras exportaciones a Colombia.

El proyecto fue iniciado por el bioingeniero Alejandro Bisi, quien contó que lo arrancó por motivación de una docente de su carrera que tuvo a su hijo Facundo, a quien a los 18 meses le diagnosticaron una Atrofia Muscular Espinal. Ese fue el puntapié para que Bisi desarrollara el primer prototipo de bipedestador, el cual logró perfeccionar a lo largo del tiempo. En la actualidad, ya lleva realizadas 14 entregas de este dispositivo y trabaja junto a un equipo de expertos, muchos de los cuales estudiaron en la Universidad Nacional de Litoral en Santa Fe.

En cuanto al bipedestador, se trata de una tecnología con base motorizada que mantiene erguido a niños y adolescentes para que puedan movilizarse por su cuenta. Una persona debe ayudarlos a incorporarse en la parte superior y allí son alineados y sujetados a partir de los tobillos, la pelvis y el tronco para lograr la estabilidad.

Unos días atrás, GiveMove se alzó como uno de los dos ganadores del evento Startup Competition, organizado por la Universidad de San Andrés, y a su vez obtuvo el segundo lugar en el concurso IB50K, organizado por el instituto Balseiro. A partir del dinero recaudado por ambas premiaciones, la empresa se lanza a construir su propia fábrica con la meta de aumentar la producción y abrirse paso en nuevos mercados, apostando a consolidarse a nivel Latinoamérica.

Las proyecciones para el 2021

"Una vez que la planta esté lista, la ideas es tener la capacidad de poder fabricar ocho bidepedestadores por mes y necesitamos conseguir el certificado de la Anmat, cuando lo tengamos ya hay una familia esperando en Colombia. Algo que también logramos es constituirnos como empresa en Chile, donde estamos trabajando para entregar lo bipedestaores", contó Bisi.

También empezaron a desarrollar nuevos equipos en convenio con la Facultad de Ingeniería de Entre Ríos. El próximo dispositivo al que van a abocarse consiste en una silla de rueda motorizada con bipedestación que planean comenzar a fabricar durante este año.

En cuanto a los desafíos que se aproximan, Bisi destacó: "La verdad que crecimos mucho en este tiempo y pretendemos seguir en este camino. El dinero recaudado va a ser destinado a salir al mercado a cubrir los más rápido posible la demanda, todas las semanas tenemos pedidos de una o dos familias y también nos llegaron encargos de Perú, Bolivia, Paraguay, México, Ecuador. El primer paso es Colombia, pero de a poco vamos a poder atender a cada uno de ellos"

Miércoles, Enero 20, 2021