El futuro del trabajo: qué prácticas laborales cambiaron con la pandemia para siempre

Una investigación que realizó Microsoft Argentina en conjunto con la Universidad de San Andrés, a la que Infobae tuvo acceso en exclusiva, reveló cómo vivieron las distintas generaciones un año con home office. Las predicciones acerca del porvenir laboral.

Si hay algo que se evidenció durante la pandemia es que gran parte de los empleos podía realizarse de manera remota, lo que implicó que aquello que durante años se pronosticaba como “el futuro” finalmente llegue a la vida de las personas de un día para el otro.

El COVID-19 puso en perspectiva la rutina de trabajo y hasta fue el puntapié para apostar al home office en empresas donde parecía imposible hacerlo. De este modo, el comportamiento del trabajador fue cambiando conforme pasó el tiempo y la población se acostumbraba a una nueva realidad: de un home office para preservar la salud de los trabajadores en su casa a la necesidad de algunas personas de querer volver algunos días a la oficina por distintos motivos que van desde querer ver a sus pares hasta la necesidad de despejarse y volver a ver al hogar como un refugio.

“La tecnología se tiene que adaptar a nuestra forma de trabajo y no al revés; la tenemos que utilizar como una herramienta. Van a cambiar las competencias, los atributos que tenemos las personas para estar vinculados con la capacidad de analizar datos, va a haber mucha más flexibilidad y adaptación. Los líderes debemos seguir aprendiendo a gestionar de forma remota a las personas para preocuparnos cómo las ayudamos a desarrollarse y que tengan un impacto diferencial y obviamente un modelo híbrido”, declaró a este medio Silvina Uviz D’Agostino, directora de Recursos Humanos de Microsoft Argentina.

En este contexto, un estudio que realizó Microsoft Argentina en conjunto con la Universidad de San Andrés, al que Infobae tuvo acceso en exclusiva, reveló la forma en que vivieron las distintas generaciones un año full home office y de qué manera se vio afectada su productividad y relación entre compañeros. La investigación estuvo encabezada por Silvina Uviz D’Agostino.

Para realizar el estudio se tuvieron en cuenta las tres generaciones que constituyen la fuerza laboral actual: los Baby Boomers (nacidos entre 1946 y 1964 que hoy tienen entre 56 y 70 años), la Generación X (nacidos entre 1965 y 1981 que actualmente tienen entre 39 y 55 años) y los Millennials o Generación Y (nacidos a partir de 1982).

Lunes, Diciembre 14, 2020