Estudiantes de primer año participaron de una nueva construcción de viviendas de emergencia junto a TECHO


Se trató de la segunda actividad realizada por la Universidad junto a la organización en el conurbano bonaerense. En las dos acciones participó el 33% de los ingresantes a San Andrés.

Cuarenta y seis alumnos participaron junto a voluntarios de TECHO en la construcción de viviendas de emergencia para familias que habitan en asentamientos informales situados en la localidad de Ingeniero Allan, en el partido de Florencio Varela, en el sudeste del conurbano bonaerense.

La actividad, que se realizó el sábado 3 y el domingo 4, fue organizada por TECHO junto al Centro de Innovación Social (CIS) y la Oficina de Orientación al Alumno, de la Universidad. En las dos jornadas los estudiantes y los voluntarios levantaron seis viviendas.

Media Folder: 

“Buscamos con estas acciones acercarnos a un gran número de argentinos que, lamentablemente, no cuentan con una vivienda digna”, expresó Gabriel Berger, director del CIS y de la Escuela de Administración y Negocios de San Andrés.

Ingeniero Juan Allan tiene una extensión aproximada de 565 hectáreas y abarca a los barrios La Carolina 1, La Carolina 2, La Carolina 3, La Rotonda y El Parque. Los primeros habitantes de la localidad se establecieron alrededor de la estación del Ferrocarril Provincial de Buenos Aires, que entre 1926 y 1977 unió a las ciudades de Avellaneda y La Plata.

Roxana Pozzuoli, ‎directora de Oficina de Asistencia Financiera y de Orientación al Alumno de San Andrés, aseguró que la actividad promueve “el intercambio de ideas y el trabajo en equipo” entre los estudiantes, los voluntarios de TECHO y las familias que habitará la nueva vivienda.

Por su parte, Guillermo Murchison, integrante de la Fundación Universidad de San Andrés y uno de los fundadores de la institución, consideró que tareas como las realizadas en Ingeniero Allan tienen como objetivo que los jóvenes en el futuro “cambien el corazón de los líderes para que no haya más asentamientos de este tipo en Argentina”.

"Esta universidad no se fundó para que haya cada vez más chicos ricos en la Argentina sino para cambiar muchas cosas que ocurren en el país", agregó.

Media Folder: 

Dos días después de la construcción, los estudiantes se reunieron para compartir lo vivido durante las jornadas en Ingeniero Allan y expresaron sus ganas de proseguir como voluntarios de TECHO en unión con San Andrés. Todos destacaron el trabajo en equipo, la solidaridad de los habitantes del barrio al momento de la levantar las viviendas y la resistencia de muchos de ellos frente a las adversidades sociales y económicas. "Nos dimos cuenta de lo poco que hace falta para ayudar a resolver algunos problemas y salir adelante", dijeron algunos con emoción.

La iniciativa unió por segunda vez en 2015 a estudiantes de San Andrés con la misión que realiza TECHO y que abarca a diferentes provincias del país. La última acción de este tipo había sido en marzo pasado y en ella habían tomado parte 74 alumnos, que construyeron 16 casas en el barrio Phillips, en la localidad de Escobar.

Además de sus objetivos académicos, San Andrés aspira a que sus estudiantes sean solidarios con la sociedad y exhiban integridad moral, espíritu conciliatorio y respeto por la diversidad. Por ese motivo fue la primera universidad en unirse a TECHO en esta iniciativa, a la que luego se sumaron ITBA y UCEMA.

TECHO es una organización presente en Latinoamérica y El Caribe que busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en los asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios.

La pobreza, asegura TECHO, se puede superar definitivamente si la sociedad en su conjunto logra reconocer que es un problema prioritario y trabaja activamente por resolverlo.

Media Folder: 

Lunes, Octubre 5, 2015