Estudio: Qué rasgo de las personas se asociaría con el apoyo a las medidas contra el Covid-19

Según un estudio internacional, la identificación con la propia nación, más que con una ideología política, fue el mejor predictor de compromiso con las políticas para detener la propagación de la pandemia.​

Agustín Ibáñez
Director del CNC y de la Licenciatura en Ciencias del Comportamiento

Sin fármacos que lo neutralicen ni vacuna que lo prevenga, la receta que se puso en práctica en todo el mundo para detener el coronavirus apeló a conocimientos ancestrales: mantener distancia física, y mejorar la higiene individual y ambiental. Pero a meses de los primeros casos, cada vez se vuelve cada vez más difícil seguir manteniendo la estrategia del confinamiento, no solo por el desastre económico que implica, sino por la propia naturaleza humana. ¿Es posible saber a qué tipo de personas les resulta sencillo mantenerse aisladas, y cuáles lo consideran una afrenta insoportable? ¿Y cómo deberían ser los mensajes para concitar más adhesión?

Aunque son preliminares y todavía están en revisión, los resultados de un gran estudio en 67 países y 47.000 participantes arrojan algunos indicios para contestar esas preguntas y comprender el entramado psicológico que nos hace apoyar o rechazar las normas colectivas que impone esta situación inédita. Según la ambiciosa iniciativa lanzada por el psicólogo Jay Van Bavel, de la Universidad de Nueva York, que se plantea reunir a académicos de todo el mundo en la Colaboración Internacional sobre la Psicología Social y Moral de Covid-19 (ICSMP, según sus siglas en inglés), la identificación con la propia nación, más que con una ideología política, fue el mejor predictor de compromiso con medidas críticas de salud pública y apoyo a las políticas para detener la propagación de la pandemia.

"Los resultados, aunque hay que esperar que se confirmen, son muy sólidos; el efecto está presente en los 67 países, eso es lo que más nos sorprendió -destaca el neurocientífico argentino Agustín Ibañez, director del Centro de Neurociencias Cognitivas y de la nueva Licenciatura en Ciencias del Comportamiento de la Universidad de San Andrés e integrante de esta colaboración-. Nos centramos en factores como las creencias en las teorías de la conspiración, la cooperación, la percepción del riesgo, la pertenencia social, la humildad intelectual, la identificación nacional, el narcisismo colectivo, empatía, cognición social y otros para generar datos masivos que sirvan como bien público para la los gobernantes".

Según el investigador, el narcisismo nacional y la ideología política también tuvieron efectos, aunque en menor grado: "Los participantes más inclinados hacia una postura conservadora informaron niveles más bajos de las tres medidas de protección -cuenta Ibañez-. Sin embargo, el factor más robusto y homogéneo a lo largo de todos los países fue la identificación nacional, que predice de manera contundente no solo el apoyo a las políticas contra el coronavirus, sino también el cumplimiento de las pautas de contacto e higiene personal. Esto sugiere que en una pandemia, la noción colectiva de 'nosotros' y su relación con la adhesión y el apoyo a las políticas antivirus no están necesariamente alineados con nuestra identidad política, sino más bien con nuestra identidad nacional".

Al contrario, cuando el enfoque cambia de un sentido de identidad compartida a enfatizar la excepcionalidad nacional, el llamado "narcisismo colectivo" (una creencia en la grandeza de un grupo que no es apreciada por los demás, también conocida como "patriotismo ciego"), se observan efectos opuestos: se tienden a minimizar los riesgos de la pandemia.

Agustín Ibáñez
Jueves, Agosto 20, 2020