Juan della Torre: “El Papa es una de las grandes marcas del mundo”


El 13 de marzo de 2013 sorprendió a Juan della Torre junto a su esposa en una “isla perdida” de Tailandia. Allí se enteraron de que el nuevo Papa era argentino: Jorge Bergoglio, hasta ese día arzobispo de Buenos Aires. Rápido como pudieron salieron de esa isla en una lancha y de Tailandia en un avión rumbo a Roma. En pocas horas Juan estaba en la primera audiencia pública del nuevo pontífice. Así recuerda aquello.

Dos años y medio después Della Torre es conocido como “el publicista” del Papa Francisco a partir del trabajo de consultoría que realiza “La Machi”, la agencia que dirige, realiza con el Vaticano, entre otras instituciones.

“El Papa es hoy una de las grandes marcas del mundo. Es una autoridad global y moral”, dijo Della Torre durante un encuentro que tuvo en el campus con Sebastián Dates, director de Desarrollo Institucional de la universidad; Gerardo Muniello, pastor de la Iglesia Presbitereana San Andrés; Fermín del Valle, director de la Licenciatura en Contabilidad; y Laura Bidegain, integrante de la Oficina de Graduados, Desarrollo Profesional y Pasantías.

Della Torre es graduado del MBA de San Andrés (2011) y el CEO de “La Machi”, una consultora de comunicación para buenas causas que se especializa en valores religiosos y “el cuidado de la creación. Nuestra misión es ayudar a las entidades de bien público, instituciones religiosas, organismos del sector público y empresas responsables a expresar todo el atractivo de los valores humanos y trascendentes”, explica la web.

Apenas Francisco se instaló en el Vaticano Juan llamó a la puerta del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales un viernes por la tarde. La respuesta a sus propuestas demoró algo más que un fin de semana, pero llegaron. Una de ellas es "Click to Pray", una aplicación para rezar del Apostolado de la Oración (La Red Mundial de Oración del Papa) en Portugal.

El objetivo: llegar a los jóvenes pero con una estrategia que bien sustentada. “Todos estamos en la búsqueda de la trascendencia”, explica.

“La Machi” funciona en Buenos Aires pero, especialmente, en Barcelona, a una hora y media de avión de Roma, hacia donde Juan viaja una vez al mes por dos o tres días, el tiempo que puede, y elige, alejarse de su familia.

Cuatro veces se reunió con Francisco desde marzo de 2013. “Por más que tiene 500 encuentros por día, el rato que está con vos lo dedica a pleno. Te escucha, mira y comenta”, destaca.

“La Machi”, sostiene, busca integrar “la teología de la comunicación y el análisis estratégico al proceso creativo”. Brinda servicios de Diseño Gráfico, Branding, Ilustración, Creatividad publicitaria, Consultoría en Prensa y RRPP, Planes de Comunicación y Gestión de Crisis, Marketing digital, Websites, Redes Sociales, Newsletters, Diseño y Desarrollo de Aplicaciones Móviles, Gaming y Big Data.

¿Por qué se llama “La Machi”? “Hace muchos años, cuando los Jesuitas llegaron a Argentina, utilizaron una estrategia. En cada comunidad aborigen buscaron evangelizar a la mujer más anciana y sabia: la machi. Experta en comunicación, empleaba el arte y la música de su kultrún (tambor) para vincular a su tribu con Dios y comunicarle las cosas que merecían ser contadas. Gracias a la evangelización y conversión de estas mujeres místicas, los exploradores misioneros triunfaron en América del Sur. Siglos más tarde cambiaron muchas cosas pero ese espíritu permanece intacto. Bajo estos fundamentos, La Machi –afirma- se consolida como una agencia portadora de buenas noticias”.

(*) La foto pertenece a betahaus.es 

Jueves, Octubre 15, 2015