FuenteInfobae

La Escuela de Negocios de la Universidad de San Andrés sube de posición en el Ranking América Economía

Campus UdeSA

Según el ranking más prestigioso de la región, elaborado por la revista América Economía, la Escuela de Negocios de la Universidad de San Andrés (UdeSA) subió nuevamente este año otra posición, quedando en el octavo lugar en la región. En Argentina obtuvo el primer puesto en las dimensiones de fortaleza académica, poder de red y retorno de inversión.

“Estos resultados se fundamentan en la respuesta personalizada que ha dado San Andrés a una demanda de educación para el futuro y que también explica el vertiginoso crecimiento que ha tenido la Escuela en los últimos años, de aproximadamente un 300% en los últimos 5 años”, sostuvo Gustavo Genoni; decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Andrés.

Entre los principales cambios que se han observado en las carreras de negocios últimamente, se destacan el alargamiento de la vida profesional, las sucesivas reconversiones para ocupar roles antes inexistentes, la menor duración de los empleos, la creciente presencia de una actitud emprendedora y la necesidad de dominar capacidades analíticas. También, con la aceleración de la digitalización, pasa a ser esencial el poseer un entendimiento holístico del impacto que la digitalización genera en los mercados, en las relaciones humanas y en las oportunidades de negocio.

“Para hacer frente a estos desafíos, UdeSA desarrolló un portafolio de programas de grado, posgrado y educación ejecutiva que se conciben en un orden a lo largo de la vida laboral. El mismo incluye ventajas financieras de por vida y la posibilidad de actualizarse permanentemente volviendo gratuitamente a una maestría”, explica Genoni.

A nivel grado, carreras pioneras como la Licenciatura en Negocios Digitales (la primera de Argentina) o la de Administración, dan a los alumnos capacidades analíticas, de programación, de diseño, de gestión, emprendimiento y liderazgo como para emprender en la economía del futuro o liderar la transformación digital de empresas convencionales. En este contexto, se formaron en UdeSA 20 de los 50 emprendedores más exitosos de Argentina en los últimos 30 años.

Debido a que hoy las carreras son más largas y se profundiza la demanda de conocimientos y habilidades, San Andrés ofrece maestrías en áreas funcionales como finanzas, marketing o recursos humanos. Ellas permiten especializarse en profundidad y acelerar las carreras en los primeros años de la vida laboral.

“Con la maduración profesional aparece la necesidad de tomar mayores responsabilidades de liderazgo, para lo cual se necesita una visión integradora de la economía y la empresa. Esto demanda un dominio de las distintas disciplinas que permitan crear y dirigir una compañía, con sus complejidades estratégicas, humanas, tecnológicas, financieras, comerciales y operativas”, explica el decano de la Escuela de Negocios.

“En esa etapa de la vida, un Executive MBA permite “desespecializar” al profesional para abarcarlo todo, pero también, en esta etapa es donde el autoconocimiento y la superación de desafíos personales tiene alto impacto. En el EMBA de UdeSA, la atención individual de coaches para el desarrollo de competencias interpersonales y de mentores (head hunters y CEO) destacados permite diseñar e implementar un plan de carrera”, dice Daniel González Isolio, director del EMBA de San Andrés.

Estos procesos se despliegan durante dos años con un seguimiento personalizado que solo es posible en grupos pequeños. Ello requiere, además, un importante apoyo de relacionamiento laboral y el desarrollo de una red de contactos importante.

En San Andrés la coexistencia de múltiples posgrados EMBA, EMBA Salud, master en Negocios Digitales y master en Business and Technology con comisiones acotadas y múltiples directores y coordinadores académicos genera una potente red de graduados sin hacer programas masivos e impersonales. Ello se potencia con profesores que son investigadores con doctorados o ejecutivos y empresarios de muy alto nivel.

En relación al Master en Negocios Digitales, ofrece actualización sobre cómo transformar una empresa digitalmente o cómo armar un emprendimiento de base digital. En tanto, el MBA salud resuelve problemas de reconversión que llegan con la madurez profesional debido a que quienes dirigen empresas de salud suelen no tener una formación en gestión y eso les impide conducir organizaciones de una forma más efectiva.

Algo similar pasa con el Master en Business and Technology. “Los negocios de base tecnológica, frecuentemente manejados por ingenieros, requieren un perfil dual, con capacidades de gestión y liderazgo. Allí se observa una necesidad de modernización que tiene un alto impacto en las organizaciones”, manifiesta Genoni.

El abordar cada necesidad con un programa específico y apropiado para la altura de la carrera, con directores especialmente escogidos y materias diseñadas para cada grupo de estudiantes permitió a la Universidad de San Andrés crecer en las más diversas dimensiones sin perder la personalización y llegar al tope del ranking.

Este sitio utiliza Cookies