FuenteIProfesional

Mercado inmobiliario: cómo "adivinan" los buscadores lo qué estás necesitando al comprar una propiedad

mercado inmobiliario

Ni el tarot, ni los astros. Ni tampoco la borra del café. Para predecir el comportamiento del mercado inmobiliario lo imprescindible es la información que, cuando sintoniza con la tecnología, se acerca al objetivo final: saber lo que el cliente quiere y así -por fin- concretar la venta.

Los buscadores conocen del tema y, además, le sacan provecho. Para Franco Forte, CEO de Mudafy, hay un proceso que combina tecnología con personalización. En este sentido, de acuerdo con Germán Paraferrer, director de Ingeniería de la citada proptech, el sector inmobiliario tiene un enorme potencial de generar información valiosa en todo el ciclo de vida de una operación.

Algoritmos y vaticinios clave para el mercado inmobiliario

 "Mucho ocurre en el mundo offline", puntualiza el director. "Entonces, apalancados en la tecnología, construimos las herramientas que nos permiten recopilar esta información, para, por ejemplo, conocer con exactitud las necesidades de los clientes y compararlas con la de otros clientes con necesidades similares que han participado de un proceso de compra".

Según los voceros de Mudafy, con el uso de big data –esto es, datos masivos-- es posible que las computadoras realicen predicciones e identifiquen tendencias. Las fuentes hablan de machine learning, tal como se denomina al aprendizaje realizado por las máquinas mediante el uso de analíticas inteligentes.

En esencia, consiste en dotar de datos las computadoras para que puedan realizar predicciones e identificar tendencias o patrones a partir de esa información

En concreto, ¿cómo y con qué trabajan los buscadores?  "Son los algoritmos de machine learning (Inteligencia Artificial) los que nos ayudan a entender cuál es la mejor propiedad a mostrarle a nuestros usuarios en el marketplace", responden en Mudafy, donde además destacan el papel de los algoritmos de heurística y el metaverso, "que nos ayudan con la priorización y asignación de casos a los asesores correctos".

Georeferencias 

Para Paula Margaretic y Sebastián Einstoss, investigadora y asistente de la Universidad de San Andrés respectivamente, la aparición de datos masivos y de herramientas como la inteligencia artificial han permitido ampliar el horizonte de análisis y seguimiento, ya que gracias a ellos ahora se dispone de datos con mucha granularidad y de alta frecuencia, que facilitan y mejoran la toma de decisiones.

"El cruce de los datos masivos en el mercado inmobiliario con otras fuentes de información microgeorefenciadas (a nivel de coordenadas GPS, barrio o manzana) permite, por ejemplo, conocer las características territoriales, las infraestructuras de transportes, de comunicaciones y habitacionales de los lugares donde las propiedades están localizadas. Este mayor detalle geográfico amplía considerablemente la información disponible para identificar de forma eficiente, más rápida y precisa los cambios de patrones y tendencias", analizan Margaretic y Einstoss.

Según explican en la Universidad de San Andrés, donde han realizado junto a Mercado Libre un índice inmobiliario que recopila información desde el punto de vista de la oferta, la data geográfica no sólo permite identificar zonas con alto potencial para nuevos desarrollos, sino que también posibilitaría mejorar el sistema de asignación de créditos ya que con estos datos se puede tener más información de la inversión en cuestión. Además, hace posible una mejor planificación al momento de construir.

Este sitio utiliza Cookies