Ricardo Lorenzetti: "El derecho es interpretado como un límite al poder"


El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, consideró este miércoles que el derecho es interpretado “como un límite al poder y también como un desarrollo del principio del estado de derecho”.

“El derecho es hoy interpretado como un límite al poder, sino también como un desarrollo del principio del estado de derecho. Este código está pensado así como un proceso de desarrollo del estado de derecho en las reglas concretas que hacen a los ciudadanos comunes, que son el destino de nuestras preocupaciones”, expresó Lorenzetti durante una disertación en la Universidad de San Andrés acerca de los “Principales lineamientos del Código Civil y Comercial”.

El encuentro fue organizado por el Departamento de Derecho de San Andrés y la Oficina de Desarrollo Institucional, y se realizó en el campus universitario, situado en la localidad bonaerense de Victoria.

La presentación de la charla estuvo a cargo del rector de la Universidad de San Andrés, Carlos Rosenkrantz, y de la profesora María Guadalupe Martínez Alles.

Media Folder: 

“El proceso de implementación del Código felizmente es muy rico, es un reverdecer del derecho privado en la Argentina y para nosotros es un enorme orgullo. Muchos vivimos los fracasos de los proyectos anteriores de reforma y nos han dolido. Imagínense que reformar el Código Civil no es algo sencillo. Los argentinos vivimos de los triunfos individuales y los fracasos colectivos. Hacer una obra colectiva es algo realmente casi imposible y acá se ha logrado después muchísimos años de fracasos previos. Detrás de esto hay una gran cantidad de juristas que se han esforzado durante muchos años y ésta les culminación. Por eso estamos tan contentos”, sostuvo el presidente de la Corte Suprema y también de la comisión que elaboró el anteproyecto de reforma, luego sancionado con algunas modificaciones por el Congreso.

En su exposición, Lorenzetti aseguró que el lenguaje utilizado en el nuevo código “tenía que ser claro” y para nada “cerrado” o “incomprensible”.

Consultado por los asistentes sobre la inclusión en el nuevo Código de los contratos en moneda extranjera, Lorenzetti expresó que en su opinión “se puede pactar” un acuerdo “en esas condiciones y es legítimo. Hay quienes opinan  que no. La modificación (incluida en el texto de la nueva norma) vino a confundir, pero se puede pactar si el contrato es válido. La ejecutoriedad de la sentencia es otro problema, como también su relación con las normas de derecho público que regula la disposición de moneda extranjera”, agregó.

Media Folder: 

Sobre la no inclusión de la figura de maternidad subrogada o gestación por sustitución, Lorenzetti reconoció la complejidad del tema para lograr una regulación. “Es una situación muy difícil y cuando se hicieron las audiencias públicas se planteó mucho el tema de la comercialización por parte de personas en situación de vulnerabilidad. Funciona en algunos países como Estados Unidos, pero con muchos problemas. Es bueno esperar a la maduración social. No hay una tragedia por no incluirla”, comentó.

Para el presidente de la Corte Suprema, el nuevo Código Civil y Comercial buscó contemplar a la “ciudadanía del siglo XXI”, a ciudadanos que no sólo ejercen el derecho electivo sino que también actúan. El Estado muchas veces no llega a satisfacer los derechos de la población y vemos muchísima gente que lucha por las ballenas, contra la trata de personas, la violencia y la discriminación. El ciudadano activo que defiende derechos está contemplado”, afirmó.

"Esta codificación que tenemos ahora no es algo que haya surgido de una mente aislada, sino un proceso que abrió la Argentina, que tiene todo un caudal previo, con varios proyectos anteriores de reforma parcial o total; un enorme trabajo doctrinario, de jurisprudencia y legal. No estamos en un salto tan profundo desde Vélez Sarsfield al siglo XXI sin solución de continuidad, sino un proceso de cambio histórico. Digo esto por un efecto tranquilizador. La mayoría de los temas que están en este Código han sido tratados por la jurdisprudencia, la doctrina y la legislación; no van a encontrar instituciones perturbadoras, en el sentido que viene de lo desconocido, ni un cuerpo extanjero ignorado en nuestra región. Estamos hablando de un proceso de codidición en el cual la mayoría de los temas están adentro de lo que se ha trabajado en la legislación argentina en los últimos años. La organización del sistema ha cambiado sustanciosamente porque con las mismas palabras y doctrinas se hizo algo diferente de cara al siglo XXI", indicó. 

Media Folder: 

La comisión que elaboró el anteproyecto de reforma, explicó Lorenzetti, buscó consensuar una iniciativa "que tiene reglas en el sentido de que son conceptos jurídicos determinados. No es una disputa de jueces y legisladores sino qué tipo de normas son necesarias en un sistema que evoluciona tan rápidamente. Ante una sociedad multicultural y una economía cambiante es imposible querer retener eso en normas muy precisas. Lo importante es establecer criterios. Por supuesto que hay campos donde es necesario reglas: en la organización económica y derecho a la propiedad. Pero ante lo que pueda hacer un adolescente, por ejemplo, cómo no vamos a poner conceptos jurídicos indeterminados si hacen algo hoy y mañana pueden cambiar. Hay criterios porque esto cambia muy rápidamente. Por eso existen principios y valores que son un tipo de normas importantes de cara al futuro y requiere que nos entrenemos en el manejo de normas de este tipo. Es un entrenamiento que los argentinos tenemos que desarrollar", sostuvo.

"El Derecho no puede ser pensado como una ciencia especulativa sino problemática. El Código se refiere a los casos y nuestra función es resolver conflictos. El Código no puede ser un ámbito en el cual nos dediquemos a resolver discusiones entre académicos. Ese es el pensamiento que está detrás de esto. En este tema de la decisión judicial se incluye la idea de que la decisión debe ser razonable y abre el campo de la discusión sobre qué hacen los jueces. Aquí se invierte la mirada, lo que denominamos teoría democrática del discurso jurídico. El logos de la razonabilidad permite que se desarrolle y discuta. Que se discuta la razonabilidad de las decisiones sería muy importante porque le daría legitimidad al discurso jurídico. Las decisiones judiciales tienen consecuencia y detrás de cada una de ellas hay un análisis de cuáles son las consecuencias en los distintos sistemas", manifestó. 

Media Folder: 

En el nuevo Código "hay normas pensadas para la población adulta. Vélez Sarsfield reguló en una sociedad en la cual la expectativa de vida era la mitad que ahora. El adulto de edad avanzada requiere protecciones avanzadas en distintos campos. Las personas de edad avanzada no pueden ser mantenidas por su propia familia y están internadas en geriátricos. Hoy pensamos que vamos a vivir en un entorno tecnológico que no entendemos. Por primera vez en la historia de la humanidad hay una generación que le transmite el conocimiento técnico a una anterior. El manejos del celular y la computadora hay que preguntarle a los chicos y ellos le enseñan a los grandes. Hoy hay muchos jubilados que no pueden cobrar su jubilación porque no entiende el sistema. Es una realidad que hay que contemplar, aclarar el uso de la tecnología. Tiene que ver con lo que va a pasar en los últimos años, vivir en un entorno tecnológico complejo va a ser un problema y tenemos que pensar en eso", mencionó.

"La ciudadanía del siglo XXI no sólo ejerce el derecho electivo sino el de actuar. El Estado muchas veces no llega a satisfacer los derechos de la población y vemos muchísima gente que lucha por las ballenas, contra la trata, la violencia y la discriminación. El ciudadano activo que defiende derechos está contemplado. Se ha incluido una cantidad de derechos personalísimos, como por ejemplo la imagen. Esto puesto en manos de un organizador o base de datos excede lo que previó, por ejemplo, Orwell sobre el control social. El riesgo es tremendo. Hay que lograr que las personas puedan tener derechos y acciones. La tutela preventiva se aplica a los derechos personalísimos", dijo.

Media Folder: 

Por su parte, Rosenkrantz destacó el rol de Lorenzetti al frente de la comisión que reformó el Código Civil y Comercial, como también su actividad al frente de la máxima magistratura del país.

“El país le confió la responsabilidad de liderar un grupo de juristas a los efectos de reformar nuestro Código Civil y Comercial, nuestro derecho privado, el canon del derecho que regula las relaciones cual individuos. Es el primer derecho que surge como derecho, el resto antes era mero poder. Nuestra manera de ver el modo de resolver nuestros conflictos interindividuales es hereditaria y está en la estela de lo que se pensó hace más de 25 siglos. No es tarea menor reformar un código. El tiempo dirá si regula con precisión todos los conflictos que nosotros podemos imaginarnos, pero antes de que el tiempo se pronuncie es preciso destacar que cuando uno lee el código advierte las capacidades intelectuales de los que estuvieron en su factura”, elogió.

Y agregó: "Es muy difícil encontrar gente que haga bien alguna cosa, mucho más difícil es encontrar gente que hace bien muchas cosas y muchísimo más difícil es encontrar gente que hace bien las cosas que algunos abogados pueden hacer. Nosotros los abogados tenemos desafíos que interpelan distintas habilidades intelectivas". 

Media Folder: 

Antes de su presentación, Lorenzetti participó de una recepción en el edificio Max von Buch con profesores del Departamento de Derecho, miembros de la Fundación Universidad de San Andrés y graduados.

Media Folder: 

Jueves, Octubre 22, 2015
Código Civil y Comercial