Una grúa inteligente para filmar tomas áreas propuesta por investigadores del Laboratorio de Inteligencia Artificial y Robótica

El trabajo combina robótica, inteligencia artificial y cinematografía y podría tener aplicaciones para cualquier campo en el que la realización de tomas aéreas fuera necesaria.


En la historia del cine, las tomas aéreas fueron, son, y serán un área clave de innovación tecnológica y creatividad humana. Se dice que la primera estuvo a cargo de Nadar, el pionero de la fotografía que en 1858 capturó imágenes de París desde un globo aerostático. Luego vendrían grúas, avionetas, helicópteros y, más recientemente, drones con cámaras, que nos permiten visualizar desde campos de batalla hasta regiones de siembra, pasando por rascacielos o glaciares. Una nueva investigación de integrantes del Laboratorio de Inteligencia Artificial y Robótica de la Universidad de San Andrés se suma a esta serie de innovaciones para proponer una grúa robótica inteligente.

El trabajo de Patricio Moreno, Juan F. Presenza, Ignacio Mas, y Juan Giribet, cuyos resultados han sido publicados en la revista académica IEEE Robotics And Automation Letters (RA-L), explica que las tomas aéreas suelen presentar dos tipos de problemas, en especial cuando hay que emplear más de dos cámaras al mismo tiempo. Primero, la dificultad artística de evitar que la imagen de uno de los vehículos desde donde se filma sea capturada por el otro. Segundo, la dificultad de evitar choques entre los dispositivos volantes, lo cual requiere de un gran nivel de coordinación. Por estos motivos, una solución frecuente para filmar con drones es pre-programar la ruta de cada uno, de manera tal que no se crucen en sus propias tomas ni se choquen. Esto, sin embargo, les quita flexibilidad. La innovación propuesta por los profesores de San Andrés da un paso más al aplicar la noción de “cluster space”, por el cual se modela un grupo de robots como si formaran un ente único.

Imaginar a múltiples drones como una especie de brazo robótico tiene beneficios: permite que estos puedan ser manejados a la vez por un solo operador humano y que, al mismo tiempo, tengan la capacidad de auto-ordenarse para mantener una distancia relativa entre sí sin chocarse ni entrar en el campo visual de los demás. La aplicación de la lógica del “cluster space” al mecanismo por el cual se pueden realizar tomas aéreas con drones implica que la ruta de cada vehículo que filma ya no necesita ser programada a priori. Por el contrario, ya que el sistema diseñado por Moreno, Presenza, Mas, y Giribet es reactivo y se adapta para evitar el conflicto, las rutas de los drones pueden tener mayor grado de versatilidad y ser manejadas con la intuición de quien opere las cámaras.

El trabajo representa un avance que surge de la combinación entre robótica, inteligencia artificial y cinematografía y podría tener aplicaciones para cualquier campo en el que la realización de tomas aéreas fuera necesaria.

Martes, Octubre 26, 2021